En deportes de contacto, como el boxeo, es muy común encontrarnos lesiones en la parte superior del cuerpo. La lesión de muñeca es la más diagnosticada debido al impacto que reciben en cada golpe. Muchos no le prestan atención al dolor y piensan que acabará cesando con el tiempo: error.

Cuando hablamos de lesión, nos referimos a esguinces, tendinitis, bursitis y cualquier otro tipo de inflamación que se extienda por nuestro antebrazo. Esto ocurre cuando el tejido conectivo entre la mano y el antebrazo se daña. Los esguinces se clasifican en respecto a la gravedad de la lesión, que pueden ser desde un leve estiramiento de su tejido conectivo, hasta una ruptura completa.

¿Puedo evitar la lesión de muñeca?

Por supuesto que puedes. Centrándonos en el boxeo, deberías seguir una serie de pautas para acomodar tu muñeca frente a los impactos que le esperan.

Como en todo deporte, es muy necesario dominar la técnica. Esto se consigue practicando varias veces hasta obtener el resultado deseado, sin tener prisa. La idea de esta disciplina es mejorar y esforzarse, porque nadie empieza teniendo una técnica perfecta. Se pueden evitar lesiones de forma muy fácil, pero para ello debes tomarte las cosas con calma e ir paso a paso.
En esta web encontrarás varios pasos para saber golpear correctamente.

Asimismo, el vendaje de las muñecas para entrenar es esencial. Como bien sabrás, existen muchísimas maneras de vendaje, pero es importante que protejas siempre tus nudillos y muñecas. Cuando golpeas, estás recibiendo un impacto de la misma intensidad que lo das. Si no tienes un vendaje correcto, puedes doblarte alguna articulación.

saco de boxeo

¿Cómo puedo fortalecerlas?

Existen varios ejercicios que sirven para fortalecer las muñecas, y que pueden ser muy útiles tanto para inexpertos como para quienes llevan ya un tiempo en esta disciplina. Quienes desarrollan más fuerza y caen en algún error en la técnica, puede hacer que con su mayor potencia se dañen aún más las articulaciones.

  • En el gimnasio. Puedes realizar flexiones normales y a la inversa con mancuernas, giros de muñeca con un peso colgando de una barra o ejercicios que se basen en el agarre para mejorar indirectamente la fuerza de tus muñecas (como las dominadas).
  • En casa. Usa las dos manos para tareas que te requieran solo una (lavarte los dientes, escribir, remover con una cuchara), aprieta pelotas antiestrés, haz un falso ejercicio de golf con la escoba, realiza círculos con las muñecas o usa las bandas de resistencia.
  • Realiza estiramientos. Es muy importante que estires tus muñecas después de entrenar. Debes estirar tanto músculo flexor (palma hacia arriba) como el extensor (palma hacia abajo) de la muñeca. Por ejemplo, puedes ponerte con las palmas juntas (posición de rezar) y subir los antebrazos para crear un poco de tensión y notar el estiramiento.