¿Por qué duele el antebrazo cerca del codo?

¿Por qué duele el antebrazo cerca del codo?

Carol Álvarez

Algunas personas que practican deporte o realizan trabajos físicos notan cierto dolor en el antebrazo o codo. Hay quien piensa que se trata del famoso codo de tenista, aunque la realidad es que la molestia procede del músculo braquiorradial.

A pesar de que ambos suelen ser causados por el uso y el esfuerzo excesivo, el codo de tenista es una inflamación de los tendones del codo y el dolor braquiorradial es específico de este músculo.

¿Qué funciones tiene este músculo?

El braquiorradial es un músculo de los antebrazos. Se extiende desde la parte inferior del húmero (el hueso largo de la parte superior del brazo) hasta el radio (el hueso largo del lado del pulgar del antebrazo). Las funciones principales son la flexión del antebrazo (eleva el antebrazo cuando dobla el codo), pronación (ayuda a rotar el antebrazo para que la palma mire hacia abajo) y la supinación (ayuda a rotar el antebrazo para que la palma mire hacia arriba).

Los músculos braquiorradiales devuelven los antebrazos a una posición neutra después de haberlos supinado o pronado. Además, este músculo estabiliza la muñeca al agarrar objetos y evita que la muñeca se doble, que es el movimiento que realizarían los flexores de la mano y la muñeca con poderosos movimientos de agarre. Otra función es estabilizar el codo, especialmente cuando los músculos bíceps y braquial están trabajando para mover la articulación. Esto sucede cuando se mueve muy rápido y se desarrollan altas fuerzas centrífugas, algo común al dar puñetazos.

Destaca también porque su inserción está lejos de la articulación que mueve. Como curiosidad, la mayoría de los músculos se insertan cerca de la articulación que generan el movimiento.

hombre tenista con dolor en el braquiorradial

Causas del dolor braquiorradial

La causa más común es el esfuerzo excesivo. Si sobrecargas el músculo braquiorradial durante largos períodos de tiempo, se volverá sensible y doloroso. Aunque el trabajo manual y el levantamiento de pesas son las dos causas más comunes, otros movimientos repetitivos, como jugar al tenis o escribir en un teclado, también pueden provocar los síntomas. En general, los factores de esta molestia en el antebrazo implican levantar, girar o sostener objetos con frecuencia que pueden aumentar los niveles de tensión en este músculo, lo que provoca más molestia.

El dolor en este músculo también puede ser causado por una lesión por contacto físico, como una caída o un golpe de un objeto duro. El músculo puede tirarse o desgarrarse si se tensa más allá de lo que es físicamente capaz de hacer, provocando una lesión. El trauma también puede causar un dolor agudo al principio, que suele derivar en más constante unido a rigidez, sensibilidad e hinchazón. Es por eso que se necesita tratamiento para aliviar la incomodidad.

Incluso puede provenir de la presión sobre los nervios en algunas partes de la columna cervical, que recorren el brazo hasta el braquiorradial, o como dolor referido de otros músculos cercanos. Los nervios que están en las vértebras C5 y C6 de la columna cervical descienden hasta el nervio radial, que luego extiende las fibras nerviosas hasta el braquiorradial. Si tenemos una lesión o daño en la columna que ejerce presión sobre las raíces nerviosas de esta área, es posible tener dolor y espasmos en el antebrazo.

Síntomas más habituales

El dolor braquiorradial se puede apreciar si los músculos del antebrazo se tensan mucho, dando un dolor punzante al antebrazo o al codo durante el uso. Algunos casos generan molestias que pueden extenderse al dorso de la mano e incluso al dedo índice y pulgar. Como decíamos antes, es posible que se confunda con la afección «codo de tenista», pero esto se debe a la inflamación de los tendones del codo debido al uso excesivo, y el dolor braquiorradial solo es un efecto y no una causa.

Así que el síntoma más común del dolor en el antebrazo es la tensión extrema de los músculos. Esto puede causar dolor en el antebrazo y el codo. El dolor se intensifica cuando se usa esta parte del cuerpo.

También se puede experimentar dolor en:

  • El dorso de tu mano
  • Dedo índice
  • Pulgar

Hay algunos momentos y acciones que pueden generar más dolor aún, como son:

  • Girar el pomo de una puerta
  • Beber con una taza o tazón
  • Estrechar la mano de alguien
  • Girar un destornillador

persona escribiendo con dolor en el braquiorradial

Tratamientos para mejorar el dolor braquiorradial

Como ocurre con muchas lesiones por esfuerzo excesivo y repetitivo, cuanto más rápido puedas tratar el dolor, mejor. Uno de los mejores tratamientos es el método RICE. Este se compone de cuatro pasos clave para minimizar la lesión:

  • Descansar. Limita el uso del músculo tanto como sea posible durante las 72 horas siguientes al inicio del dolor.
  • Hielo. Para limitar la inflamación y la hinchazón, debes aplicar hielo durante 20 minutos cada dos horas.
  • Compresión. Para disminuir la hinchazón, envuelve sin apretar tu antebrazo con un vendaje médico.
  • Elevación. Para minimizar la hinchazón, mantén el antebrazo y el codo elevados.

También se puede aplicar calor y frío como terapia natural. El hielo en el antebrazo y el braquiorradial ayuda a controlar la hinchazón, el dolor y la inflamación localizados. Debe aplicarse durante 10 a 15 minutos. Después de unos días, cuando la lesión haya sanado, se puede aplicar calor para promover el flujo sanguíneo y mejorar la movilidad de los tejidos. Esto debe realizarse durante 10 – 15 minutos, varias veces al día. Hay que tener cuidado para evitar quemaduras por calor o por heladas de hielo.

Una vez que el braquiorradial se recupere y el dolor desaparezca, algunos ejercicios específicos pueden mejorar la fuerza del músculo. Esto puede ayudar a prevenir incidentes futuros. Algunos ejercicios que influyen positivamente son:

  • Rango de movimiento. Los ejercicios de amplitud de movimiento consisten principalmente en estiramientos suaves. Movimientos básicos que incluyen doblar el codo y rotar la muñeca. Si estás buscando un estiramiento más avanzado, extiende los brazos detrás de la espalda y junta las manos.
  • Ejercicios isométricos. Para completar los ejercicios isométricos, contrae el músculo braquiorradial y mantenlo así durante un período de tiempo determinado. Para hacer el movimiento más difícil y causar un estiramiento más profundo, agarra una mancuerna pequeña.
  • Entrenamiento de fuerza. Un fisioterapeuta puede comprobar si estás listo para comenzar a levantar pesas. Si es así, te recomendarán ejercicios que pueden incluir flexiones con barra y curls de martillo con mancuernas.