Se producen accidentes menores. A veces montas en bicicleta en un día particularmente lluvioso. Otras veces, te caes cuando vas corriendo por un sendero irregular. Cuando suceden estas cosas, probablemente te quites la arenilla de las piernas y vuelvas a continuar con tu entrenamiento, si no hay lesiones visibles.

Pero si te golpeas la cabeza, incluso si tenías un casco, es importante que te revisen de inmediato. Si tienes una conmoción cerebral, esperar unos días, o incluso semanas, antes de ser chequeado por tu médico, puede alargar significativamente tu tiempo de recuperación, según una nueva investigación publicada en JAMA Neurology.

¿Puede tardar menos la recuperación si acudimos antes al médico?

Los investigadores observaron a 162 deportistas adolescentes y jóvenes, de 12 a 22 años, que visitaron una clínica de conmoción cerebral de medicina deportiva entre 2016 y 2018, después de una lesión en la cabeza relacionada con el deporte.
Aquellos que fueron evaluados dentro de una semana después de la lesión se recuperaron 20 días más rápido, de media, que los observados dos o tres semanas después de la lesión.

Investigaciones anteriores han encontrado que los adolescentes tardan aproximadamente un mes más en recuperarse de una conmoción cerebral que los adultos, por lo que es especialmente importante acortar los plazos de recuperación para los deportistas adolescentes. Pero no importa cuál sea tu edad, este estudio destaca la importancia de que te revisen después de cualquier tipo de conmoción cerebral potencial.

«Una evaluación integral y un examen clínico permiten tratamientos más específicos para síntomas y discapacidades específicas tan pronto como sea posible», dijo el autor principal del estudio.

¿Qué sucede cuando sufrimos un golpe en la cabeza?

En una conmoción cerebral, el cerebro se mueve dentro del cráneo, haciendo a un lado las membranas protectoras y el líquido que lo rodea, causando un hematoma en el cerebro. Esto puede suceder debido al impacto, pero también a un cambio repentino, como con latigazo cervical o cualquier cambio rápido en la aceleración. Ya que esto afecta al sistema nervioso, los síntomas inmediatos tienden a ser náuseas y mareos, pero los moratones afectan también a partes del cerebro relacionadas con el comportamiento.

Es por eso que esperar para recibir tratamiento puede exacerbar el daño en el cerebro, ya que el tratamiento se suele enfocar en la estimulación cognitiva y el ejercicio ligero como una forma de reducir la inflamación de la lesión y ayudar a que tus vías neuronales y el tejido cerebral sanen.
La atención temprana con un médico capacitado también te permite comenzar estrategias de manejo del comportamiento que involucran el sueño, la nutrición, la hidratación y el manejo del estrés, lo que puede mejorar la recuperación.

La mayoría de las personas se dan cuenta de que el dolor de cabeza, las náuseas, la dificultad para concentrarse y los mareos son síntomas de conmoción cerebral, pero también pueden darse otros síntomas como irritabilidad, problemas para dormir, depresión, ansiedad y cambios de comportamiento.

Los expertos recomiendan que los pacientes no esperen una semana o más para buscar atención, por esperar si las cosas mejoran por sí solas. Cuanto antes te revises, antes se te podrían recetar terapias dirigidas que ayudan con un proceso de recuperación más rápido.