Tanto si eres un corredor principiante como si eres amateur, un reloj GPS siempre puede serte de utilidad para mantenerte motivado y vigilar tus progresos. En los últimos años, los avances de tecnología han revolucionado los gadgets deportivos notoriamente, ya que no solo puedes mirar la hora o cronometrarte. Junto con las pulseras fitness son un accesorio ideal de entrenamiento; eso sí, los relojes tienen a presentar muchos más seguimientos.

Todos los relojes GPS hacen un seguimiento de tus pasos, calorías, distancia, frecuencia cardíaca e incluso pueden llegar a controlar tus horas de sueño y descanso. A continuación te vamos a destacar 5 relojes ideales para corredores, aunque cualquier otro deportista también puede sacarle rendimiento. Aún si eres un poco curioso y quieres controlar todo lo que haces, estos complementos puedes saciar tu intranquilidad.

Garmin Forerunner 235

Este reloj gps cuenta con un sensor óptico de frecuencia cardíaca incorporado que nos hará evitar el uso de las incómodas bandas pectorales. El Forerunner 235 es resistente al agua, con una autonomía real de unas 11 horas y cuenta con características destacables frente a los de la competencia. Su conjunto de herramientas es ideal para entrenar y competir: alertas, intervalos, entrenamientos avanzados, calendario, control de recuperación, VO2, etc.

Contiene cinco modos deportivos (carrera, carrera interior, bici, bici en interior y “otros”), cinco pantallas (dos de datos personalizables, otras dos de datos de frecuencia cardíaca y otra con datos del entrenamiento), alertas programables para entrenar, programación de entrenamientos por intervalos, GPS, monitorización de actividad diaria y notificaciones de tu móvil.

El precio del Forerunner 235 es un poco alto, 349 €; aunque puedes llegar a encontrarlo en Amazon por unos 262€. Está disponible en una única talla y en negro/gris, negro/rojo y azul cielo/negro.

Tom Tom Runner

Tom Tom Runner es un reloj ideal para correr que te permite configurar un programa de entrenamiento por intervalos. Mejorarás tu velocidad y aptitud, además de mantenerte motivado. Su diseño es ultra ligero y la ubicación es perfectamente precisa.

Tiene 10 horas de autonomía ininterrumpida y contiene 3 botones con diferentes funcionalidades. El de la izquierda te informa del estado del reloj (batería, hora, memoria…); el botón inferior te da acceso a un menú con ajustes del reloj, sensor de pulsaciones y configuración de nuestro perfil; por último, el botón superior nos despliega un menú con la configuración de la actividad a realizar (carrera, cinta o crono).

El precio ronda entre 170 y 200€, por lo que es una buenísima opción aunque algo sencillo y básico. Ideal para entrenar, no para el día a día.

Moto 360 Sport

Son pocos los smartwatches que se han atrevido a entrar en el terreno deportivo más allá del nombre o la apariencia. Tener GPS integrado, WiFi y resistencia al agua son detalles mínimos que hacen que se diferencien del resto de relojes que no están tan enfocados al deporte.

El Moto 360 Sport cumple todo lo que promete y contiene ligeras modificaciones en el diseño de su correa frente al Moto 360 2Gen. Por lo demás es muy parecido al nombrado anteriormente. Su precio ronda entre los 290 y 210€, dependiendo de la tienda donde lo adquieras.