En paralelo a los gigantes tecnológicos, y manteniendo su apuesta por un formato deportivo más puro, Garmin ha strenado dos nuevos wearables: el Forerunner 645 y el Forerunner 654 Music, por 399,99 y 499,99 euros, respectivamente. Y sí, como ya lleva a intuir su nombre, el segundo es una versión del Forerunner 645, pero con almacenamiento local de música para prescindir de otros dispositivos durante nuestras prácticas deportivas.

El nuevo Garmin Forerunner 645 viene equipado con los sensores habituales enfocados a la monitorización de todo tipo de prácticas deportivas, y con sensor de ritmo cardíaco. Además, incorpora también GPS con Glonass para hacer registrar dónde se llevan a cabo estas prácticas deportivas como correr o montar en bicicleta, entre otros, y plasmarlo en un detallado mapa. Tiene también Garmin Elevate para la altitud.

Garmin Forerunner 645: toda la información sobre tus prácticas deportivas

Respecto a anteriores dispositivos de Garmin, en la misma línea, este nuevo Forerunner 645 se distancia añadiendo Garmin Pay como sistema de pagos electrónicos sin contacto, y también Training Status. Este sistema de medición añade, sobre la última actividad que hayamos llevado a cabo con él puesto, los hábitos de entrenamiento en base a registros anteriores. Además se ha añadido la posibilidad de hacer mediciones de actividades anaeróbicas. Y se mantienen las mediciones biomecánicas para conocer el equilibrio, tiempo de contacto con el suelo o cadencia de carrera, así como la longitud de zancada.

En otros términos, las especificaciones técnicas del nuevo Garmin Forerunner se completan con resistencia al agua a 5 ATM, y con una autonomía de siete días como máximo, en funciones de reloj, y de cinco días haciendo uso de la conectividad GPS.

Garmin Forerunner 645 Music ¿necesitas también música cuando sales a hacer deporte?

Si además de todo lo anterior quieres llevar música encima, para eso tienen el modelo Forerunner 645 Music presentado de forma conjunta. La única diferencia está en que cuenta con 4 GB de memoria interna enfocados al almacenamiento local de canciones. Es decir, que no hace falta que llevemos encima también nuestro teléfono inteligente para escuchar música, porque podemos almacenar canciones en el propio reloj. Únicamente vamos a necesitar unos auriculares Bluetooth, o un altavoz portátil con la misma tecnología.