¿Has oído alguna vez a alguien decir que no lleva ropa interior para hacer deporte? Lejos de ser exhibicionismo, la ropa interior puede ser una prenda a evitar para aportar mayor comodidad en el entrenamiento. ¿Pero es higiénico? ¿Cuál es la ropa interior más ideal para ejercitarnos? Te damos algunos consejos para que no estés pendiente de tus calzoncillos o tanga en medio de tu entreno.

¿Es higiénico no llevar ropa interior?

No es raro prescindir de la ropa interior, pero se duda sobre si esto no favorece al riesgo de infección por hongos o vaginosis. Además de no resultar muy higiénico para otros.

Los expertos comentan que los hongos y las bacterias crecen en lugares húmedos y cálidos, por lo que cualquier humedad extra en la parte vaginal favorece la aparición de esos microorganismos.
No obstante, también aseguran que es totalmente seguro no llevarla cuando realizamos deporte. Todo dependerá de tus preferencias y de lo que mayor comodidad te aporte en el entrenamiento. En el caso de los hombres, el roce puede acabar perjudicando demasiado.

Presta atención al material de la ropa

Si eres de los arriesgados que no prefiere llevar ropa interior, vigila el tejido del resto de tu ropa. En alguna ocasión te hemos comentado lo importante que es que tu camiseta o mallas transpiren la humedad, más aún si no llevas ropa interior.
La mayoría usa algodón o licra en la ropa deportiva, pero, según los entendidos, la fibra de bambú es una buena opción. Es importante también que la tela no sea demasiado fina, así evitaremos que las bacterias del gimnasio (sillín, máquinas, esterillas…) traspasen la ropa. Por ejemplo, intenta no usar mallas demasiado finas o pantalones muy cortos.

En caso de llevar ropa interior, ten en cuenta los consejos anteriores también. Lo ideal es que lleves calzoncillos o bragas transpirables con refuerzo de algodón que ayude a transpirar la humedad durante el entreno.
No se recomienda en absoluto usar poliéster, encajes o satén. Ya no es solo por su nula transpirabilidad, sino por la irritación que pueden causar.

Cámbiate la ropa interior cuanto antes

No es un consejo que te demos por los posibles olores, que también, sino por la acumulación de humedad. Si estás en un gimnasio con ducha, date un baño lo antes posible (lleves ropa interior o no). En caso de no poder ducharte inmediatamente, lleva una muda contigo para cambiar la ropa y reducir la humedad.

Este consejo deberías aplicarlo con la ropa de baño como los bañadores y bikinis.

Evita, si puedes, usar tanga

A pesar de ser una prenda muy usada por evitar tener que estar haciendo movimientos extraños para ponernos bien la ropa interior, los expertos no recomiendan su uso al hacer deporte.
Es una prenda que puede causar fricción e irritación, derivando en pequeños cortes en la piel y favoreciendo en infecciones bacterianas. Los profesionales aseguran que es mejor no llevar ropa interior que llevar tanga.

Su uso puede ser peligroso en cierto modo. Si tenemos alguna bacteria como la E Coli, al entrenar es posible que se traspase a la vagina o uretra y se produzca una grave infección. Es algo poco común, pero puede darse el caso.

 

¡Que no cunda el pánico! Si habitualmente los usas para entrenar y no tienes problemas, no tienes por qué dejar de llevarlos. Eso sí, que sean de algodón.