Desde hace unos años, salir a hacer deporte a la calle se ha convertido en una exhibición de gadgets deportivos. Antes podíamos salir con una radio y unos auriculares, como mucho; ahora necesitamos el móvil, el soporte para el brazo, los auriculares inalámbrico, la pulsera fitness, una cámara deportiva…

Está bien sentirse conectado con el mundo mientras hacemos deporte, sobre todo si te gusta escuchar tu música favorita o estar pendiente de la hora. Pero a veces es más beneficioso utilizar ese tiempo para desconectar totalmente y concentrarse tan solo en el entrenamiento. Te contamos algunas de las razones por las que deberías probar a salir sin gadgets.

Irás más seguro

No es la primera vez que te avisamos de que correr o realizar cualquier otro tipo de actividad física en la calle, es mejor si la haces sin unos auriculares que te aíslen del ruido exterior.
En ocasiones, podemos despistarnos del camino y no escuchar el sonido de los vehículos que pasan cerca de ti. Mucho peor si encima no escuchas cualquier sonido de emergencia.

Además, también es interesante que aprendas a escuchar tu respiración para marcar un paso adecuado a su capacidad física. Escuchar una canción puede modificar la velocidad de tus pasos y, en el peor de los casos, pueden aparecer lesiones por torcerse el tobillo.

Por último, no es necesario que te avisemos de que pasar por barrios peligrosos o a ciertas horas, puede provocarte algún disgusto. Lo ideal es que guardes tu teléfono en un sitio no visible y utilizarlo tan solo en caso de emergencia.

Disminuye el nivel de estrés

Salir a entrenar a veces se convierte en una obsesión por lograr un objetivo. Está muy bien conocer que datos se ha realizado para saber si has bajado de tiempo o ha superado la distancia media, pero mucho cuidado con observar constantemente estos datos en mitad del entrenamiento.

No conviertas tu meta en un factor de estrés. Si te agobia estar recibiendo notificaciones sobre el tiempo que has tardado en realizar un km, lo ideal sería que desactives esta opción o que dejes el gadget en casa.

Te vuelves más sociable

En este caso, no importa si vas a entrenar al aire libre o si estás acudiendo a un gimnasio. Hacer deporte con gadgets que te aislan de la sociedad, evitará que entablezcas relaciones y que conozcas nuevos compañeros de ejercicio.

Por propia experiencia, te puedo asegurar que no llevar unos auriculares favorece a que haya personas que se acerquen para hablar contigo, ya sea para comentar algo del entrenamiento o para darte alguna recomendación.