La mochila que llevemos para una ruta bien en carretera o de montaña en bicicleta, debe estar más que pensada. Y es que en esta actividad física no solo debemos pensar en nuestro estado físico, sino también estar preparados para cualquier tipo de problema y avería en nuestra bici. Por ello, la mochila deberá llevar una infinidad de objetos, que si bien entre todos no pesarán en exceso, sí deben ser solución para muchos problemas.

Principalmente la lista ofrecida a continuación está pensada para rutas de montaña, de BTT, aunque muchos de los artilugios pueden ser considerados de suma necesidad también para una ruta en carretera.

Para poder ser localizado

Batería del móvil a cero

Empezando por la seguridad, siempre es importante considerar que ante una lesión o molestia física, debemos ser localizables con facilidad estemos en el paraje que estemos. Lo mismo sucederá si nuestra montura se avería. Ante esto, estos son algunos consejos simples, pero que hay que tener en cuenta:

  • Móvil cargado: A día de hoy un smartphone no solo nos aporta poder llamar por teléfono, sino también estar geolocalizados y disponer de un servicio de GPS que nos diga en cualquier momento donde estamos. Por ello, pensar en llevarlo al 100% de carga, y acompañarlo de una batería externa a la que poder recurrir en caso de poca batería es un gran acierto. Por último, aplicaciones como Alpify, capacitada para llamar a emergencias en caso de algún problema, es interesante tenerla instalada en el dispositivo.
  • Documentación: Ya no solo es porque puedan reconocerte ante una lesión o similar, sino que tenemos en juego una multa por no ir documentado. Sobre todo con el ciclismo en carretera, donde siempre queremos llevar cuanto menos mejor, terminamos por obviar cosas importantes en nuestro equipaje, como debe ser el DNI, la tarjeta sanitaria o algo de dinero, por supuesto. ¡Hay que ir documentado!
  • Una tarjeta de contacto: Como si fuéramos un niño pequeño. Y es que ante una caída podemos terminar bastante doloridos o incluso sufrir un traumatismo que nos haga perder el conocimiento. Es algo que no suena nada bien, pero llevar en tu mono o la ropa que tu nombre impresionado y un teléfono al que llamar ahorrará tiempo, algo clave ante una lesión seria.

Para tu salud

Chubasquero para ruta en bici

Por norma general las rutas te tendrán durante un gran trecho de tiempo encima de la bicicleta, y deberás por ello pensar en tu estado físico y la posible respuesta ante lesiones. En este apartado te recomendamos:

  • Barritas energéticas y geles: Siempre se teme la pájara. Aunque tengas previsto parar para comer, y lleves un bocadillo o similar, siempre es importante tener algo que te puedas llevar a la boca subido en la bicicleta y que te alivie el hambre o una ligera bajada de glucosa que puedas sufrir.
  • Un botiquín básico: gasas, esparadrapo, cápsulas antiinflamatorias o antihistamínicas y algún spray para tirones (similar al Réflex) son elementos necesarios para llevar en tu mochila si vas de ruta. En la actualidad, es fácil encontrar formato de bolsillo de todos estos productos, y no tienes que pensar que ocupará en exceso. Llevarlo te puede ayudar mucho sobre todo en montaña, donde las alergias o las rozaduras suelen darse mucho.
  • Chubasquero: Siempre puede ponerse a llover y sufrir un aguacero en tus propias carnes es sinónimo de un constipado fácil. Por ello llevar un chubasquero plegado en la mochila es algo de extrema necesidad. En este caso, vigila el tiempo antes, porque es raro es que en verano llueva, por ejemplo.
  • Crema solar y protector labial: Para rutas largas, las quemaduras también son algo muy dado. La alta exposición a rayos ultravioleta es un problema a tener en cuenta, y por ello crema para la cara y manos, y cacao para los labios ayudan mucho a evitar grandes quemaduras.

Para una posible avería

Llave Allen

Por último, siempre hay que pensar en que la bicicleta puede tener algún problema durante la ruta. El primer consejo es siempre prevenir, y ante esto, se recomienda un paso por el mecánico previo si la ruta es larga, al mismo tiempo que un breve chequeo en casa en caso de ser un rodaje breve.

Pese a vigilarlo todo, siempre un mal pavimento puede forzar una rotura de cámara, o una salida de cadena en mal momento puede destrozarte una ruta. Por ello, llevar desmontables de cámaras, un par de cámaras de repuestos, parches para pinchazos o una llave Allen por si hay que desmontar un plato, es esencial.

Por suerte, hoy día no será necesario llevar una caja de herramientas consigo, sino que en navajas multifunción puedes encontrar todos los cabezales necesarios para desmontar la bicicleta prácticamente entera.