A estas alturas, ya casi deberías ser un profesional de las mascarillas faciales: colocarte una dondequiera que vayas, esconder las que te sobran en tu coche y lavarlas todas las noches. Pero con tantos tipos de mascarillas ahora (quirúrgicas vs de algodón, simples vs dobles), puede resultar complicado saber exactamente qué debes usar y cuándo.

Ten en cuenta que los consejos sobre COVID-19 están en constante evolución. El mayor revuelo en este momento: en lugar de usar solo una mascarilla, tal vez deberías duplicarlas.

¿Cómo usar los diferentes tipos de mascarillas?

Mascarilla doble

Cada vez que uses una mascarilla ahora, debería ser una doble. La recomendación surge en respuesta a nuevas variantes del coronavirus, que se propagan con mayor facilidad. Una mascarilla doble proporcionará una barrera más física para evitar que se arrojen partículas virales y que esas partículas penetren en la mascarilla para llegar a ti.

Con variantes que son más fácilmente transmisibles, se necesitan menos partículas virales para causar infección, por lo que cuantas más capas haya entre tú y el aire, mejor.

Sin embargo, vale la pena señalar que esta no es una recomendación oficial, que aún están revisando la investigación sobre la efectividad del doble enmascaramiento. En este momento, los expertos dicen que debes elegir una mascarilla que tenga al menos dos capas de tela lavable y transpirable.

Sin embargo, hay investigadores que sí respaldan el doble enmascaramiento. Defienden que «probablemente» ayuda a proteger contra las variantes y que «tiene sentido común que sea más eficaz».

Es una buena idea llevar una doble mascarilla al salir de tu casa, tanto si vas a estar fuera o en espacios interiores. Omite usarla cuando estés en casa con las personas con las que vives.

Una sola mascarilla

Es posible que todavía estés usando tan solo una, pero tampoco cuesta mucho esfuerzo ponerse otra encima. Así que, la respuesta es que ya no deberías usar una sola mascarilla.

El único momento en que podría ser apropiado es cuando te olvides de llevar dos y solo tengas una. En ese momento, es incluso más importante que nunca llevarla correctamente. Por lo que, una sola es mejor que ninguna, pero lo más probable es que la mejor opción sea una doble.

mujer usando protector facial para covid-19

Protector facial

No hay ningún caso en el que sea apropiado usar solo un protector facial. Pero un protector facial acompañado de una mascarilla siempre es razonable. Los protectores faciales no son un sustituto de la máscara facial, ya que tienen grandes espacios que permiten que las partículas virales se escapen.

Si trabajas en un lugar donde interactúas fácilmente con las personas todos los días, como una tienda, la adición de un protector facial o gafas protectoras también puede brindarle a los ojos una capa de protección. Aunque la nariz y la boca son las principales fuentes de transmisión viral, los ojos también son una ruta potencial.

También puedes considerar un protector facial si estás interactuando con alguien sordo o con problemas de audición. En este caso, elige uno que se envuelva alrededor de los lados de tu cara y se extienda por debajo del mentón.

Mascarilla KN95 o FFP2

Las máscaras N95 filtran al menos el 95 por ciento de las partículas grandes y pequeñas en el aire. Aunque todos querían tenerlas en sus manos al comienzo de la pandemia, fueron y siguen siendo recomendadas solo para el personal de atención médica de primera línea.

Es más: nunca es apropiado usar un N95 (o cualquier otra mascarilla) con una válvula. La válvula permite que las partículas virales de la nariz y la boca salgan al aire circundante, poniendo en riesgo a las personas que lo rodean.

Sólo el personal de atención médica en entornos específicos necesitará una N95. Si eres una persona sana, lo ideal es usar una quirúrgica, siempre que la coloques adecuadamente.

¿Cómo usar una mascarilla correctamente?

Para obtener la mayor protección para ti y tu entorno, asegúrate de hacer lo siguiente:

  • Usa la mascarilla sobre la nariz y boca. (¡No por debajo de la nariz!)
  • Asegúrate de que se ajusta bien a tu rostro y barbilla. Las mascarillas con correas para los oídos ajustables, alambre nasal y barbillas ajustadas pueden hacer que esto suceda.
  • Lávate las manos o usa un desinfectante para las manos antes de ponerte la mascarilla.
  • No toques ni ajustes la mascarilla mientras la usas.