El mundo de las bicicletas es difícil de entender si eres un novato, no tienes conocimiento más allá de lo que ves en la televisión y encima quieres comparte un modelo acorde a ti. Una bicicleta no es como una camiseta, que si no te convence con los usos la puedes apalancar y no volver a tocarla.

Con las bicis estamos apostando por una inversión que puede servirnos para hacer deporte o para transportarnos, así que te vamos a dar algunos trucos para que elijas la más adecuada y no la abandones a la primera de cambio.

¿Qué tipo de bicicleta buscas?

Lo primero que debes tener claro es qué tipo de bici crees que necesitas. No es lo mismo una bicicleta de montaña, de carretera, de paseo, para hombres, para mujeres, etc. Incluso de un fabricante a otro existen muchas diferencias.

La mayoría suele conformarse con ir a una tienda de deporte (veáse Decathlon) y conformarse con la oferta allí presente. Mi recomendación es que visites varias tiendas, incluso que sean específicas en este tipo de transporte. Prueba de varios fabricantes y pide asesoramiento al dependiente. Intenta no elegir por ti mismo si no tienes mucha idea.

Bike Fitting puede resolver tus dudas

Seguro que has oído hablar del estudio de pisada para runners, ¿verdad? Te sorprenderá saber que para ciclistas también existe un estudio biomecánico llamado bike fitting. Podrás conocer el tamaño adecuado, la bicicleta que necesitas ante tus necesidades y el ajuste correcto de los complementos. No importa si vas a comprarla en un tienda física u online, este estudio dará al 100% en la clave.

 

¿Las bicis también tienen talla?

Así es. No bastará con subir o bajar el sillín, como haces en spinning. Es necesario que escojas el modelo correcto a tu altura y peso. No solamente debes tener en cuenta el ajuste de sus componentes, sino ser consciente de que puede quedarte demasiado grande o pequeña. No se trata de dar un salto para subirte a ella, ni de tocar las rodillas con el suelo.

No compres sin probarla antes

Aunque físicamente te pueda entrar por los ojos y haya surgido el amor a primera vista, es importante que antes de comprarla la pruebes. No tengas vergüenza y pídele al dependiente que te la ajuste a ti y te deje dar una pequeña vuelta por los almacenes.
Además, el experto que te asesore te dará algunas pautas y te orientará para que tomes la decisión más correcta.