Buscar una bicicleta acorde a ti no es tan fácil, pero si además quieres algo único y novedoso, no te pierdas la Trocadero Bike. La marca Fixie es la que está detrás de este invento, apto para fanáticos de las bicicletas urbanas y amantes de los trucos mientras montas.

Una bicicleta para los más habilidosos

No es fácil manejar la Trocadero Bike. Estamos ante una bici de piñón fijo y que se convierte en flexible a partir de su parte trasera. El tubo superior se conecta al tubo inferior en vez de al tubo de dirección, por lo que la parte trasera de la bicicleta se puede girar de un lado a otro.

Es decir, para que entiendas su funcionamiento, no hará falta que realices el movimiento con tu cuerpo entero para girar, sino que aprovecharás los slaloms para desplazarte hacia los lados. Lógicamente, esto es imposible en una bicicleta normal, pero tendrás que aprender a manejarla para no perder el control.
Si bien es cierto, se puede anclar el marco de la Trocadero Bike para montar como en una bici clásica.

Está hecha de acero, por lo que si de golpea puede llegar a abollarse con más facilidad que si fuera de aluminio o carbono. No es muy ligera, pesa unos 11 kilos, aunque si se le cambian las ruedas y los pedales puede llegar a reducir su peso. Eso sí, de cambiar las piezas, la garantía de la Trocadero se pierde totalmente.

Para hacerte con una de estas, hay pocas tiendas físicas que las dispongan, pero sí existen webs donde las encontrarás por unos 850€.