Cuando hablamos de entrenamientos con intervalos y a alta intensidad, solemos referirnos al HIIT. Podríamos decir que este tipo de entrenamiento engloba a varios métodos, entre los que está el Tabata. Te vamos a contar en qué consiste, cuáles son sus beneficios y el ahorro de tiempo que conseguirás con estas sesiones.

Personalmente, cuando hago algún entrenamiento funcional, la última ronda la hago con el método Tabata para terminar de forma explosiva.

¿En qué consiste el método Tabata?

Tabata se creó en Japón gracias al profesor Izumi Tabata. Su principal característica es la corta duración que tienen las series y la intensidad que exige. El equipo de Tabata realizó estudios que aseguraban que se pueden obtener los mismos resultados realizando un entreno de intensidad moderada (70% de nuestra capacidad máxima) durante 60 minutos, que con un entrenamiento de intervalos de alta intensidad con una duración de 4 minutos de duración. Eso sí, estaríamos llevando a nuestro cuerpo a un 170% de nuestra capacidad.

Para realizar un entrenamiento de Tabata, tendrás que hacer 8 series de 20 segundos de ejercicio y 10 segundos de descanso. En total, 4 minutos. Puedes realizar ejercicios con tu propio peso (sentadillas, burpees, flexiones, saltos…), con peso adicional (balón medicinal, pesa rusa, sacos de arena…) o usando máquinas (cinta, elíptica, remo…).

¿Qué beneficios aporta este entrenamiento?

Ahorras tiempo

Ten en cuenta que no es un método fácil y esos 4 minutos serán la muerte. Debes notar fatiga a partir de la cuarta o quinta serie, así que no subestimes el tiempo de entreno. Recuerda que 4 minutos de Tabata pueden llegar a generar un resultado parecido al de una actividad moderada.

Debes ser consciente de cuándo entrenar con esta disciplina. No servirá de mucho realizar 4 minutos de entrenamiento todos los días, así que olvida esa nefasta idea. Lo ideal es que si realizas algún circuito, la última vuelta la hagas con esa duración de repetición y descanso. Úsalo para terminar de forma explosiva.
También puedes realizarlo los días que hagas entrenamientos de cardio o alguna actividad moderada. Así incrementarás tu gasto energético y no te quitará mucho tiempo.

 

Mejora la sensibilidad a la insulina

Estaremos evitando que se acumule grasa en nuestro cuerpo gracias a un mayor gasto de glucosa como fuente de energía de nuestros músculos. La insulina es la hormona encargada de introducir en la célula la materia prima necesaria para funcionar (aminoácidos, glucosa, ácidos grasos, …). Si somos personas que entrenamos y nos mantenemos activas, estaremos mejorando esta capacidad y seremos menos resistentes a la insulina.

Tiene excelentes beneficios cardiovasculares

Es indudable que al evitar la acumulación de grasa, estaremos esquivando el sobrepeso y la obesidad. Aún así, el Tabata también nos hará tener un corazón fuerte y sano, ayudando a prevenir los infartos.