Muchos de nosotros tenemos la desventaja de no tener un tren superior tan fuerte como el inferior, así que nos toca sacrificarnos y darnos caña. Deja de potenciar solamente una parte de tu cuerpo, porque a parte de que queda feo estéticamente, no te hace tampoco mejorar tu rendimiento deportivo.
Por ejemplo, en el caso de los ciclistas, tener unos brazos fuertes les ayuda a mantener una mejor posición sobre la bicicleta. Eso evitará que tengan que esforzarse y acumular tensión en los hombros y el cuello. Asimismo, tener la parte superior del cuerpo débil afecta negativamente en tu postura y en el gasto energético.

El entrenamiento de fuerza es fundamental para conservar la masa muscular en todas partes. Sé que a muchos les da pereza usar peso extra, o simplemente no quieren ir al gimnasio y prefieren entrenar en casa. A continuación te enseño seis ejercicios para brazos, hombros y core con los que conseguirás ganar fortaleza.

Escaladores con twist

Empieza en una posición de la tabla, con las muñecas debajo de los hombros y el core fuerte para que el cuerpo forme una línea recta desde los talones hasta los tobillos. Lleva la rodilla derecha hacia el codo izquierdo y luego vuelva a la posición inicial. Haz lo mismo con la otra pierna. Añade velocidad, pero sin elevar la cadera.

Vuelo invertido con tu propio peso

Pon tus pies a la anchura de la cadera y llévala hacia atrás hasta doblarte en unos 45 grados. Extiende los brazos hacia abajo frente al pecho con las palmas cerradas. Con la parte superior de la espalda, abre los brazos hasta que se extiendan a la altura de los hombros. Vuelve a la posición inicial y repite. Si quieres más intensidad, prueba a usar una banda de resistencia.

Pasos de osos

Comienza en posición de cuadrupedia. Mantén la espalda plana y usa tu core para levantar las rodillas del suelo unos centímetros. Camina a cuatro patas, sin elevar la cadera. Conforme avanzas, asegúrate de mirar hacia adelante todo el tiempo. Haz 30 segundos hacia delante y hacia atrás, y luego 30 segundos moviéndote de lado a lado.

Camina hasta posición de plancha

Empieza de pie y extiende los brazos rectos por encima de tu cabeza. Dobla tu cadera para inclinarte hacia adelante y coloca las palmas en el suelo. Camina con las manos hacia afuera hasta que logres una posición de tabla, con las muñecas debajo de los hombros y el core fuerte. Vuelve caminando también con tus manos hacia los pies.

Plancha

Ponte en posición de cuadrupedia. Coloca los antebrazos y el codo alineado perfectamente con los hombros. Extiende las piernas y consigue una posición de plancha. Pon los hombros hacia abajo y hacia atrás para comprometer a los músculos abdominales y mantener la cadera alineada con los hombros. Aprieta las piernas y glúteos para mantener la postura.

Superman

Túmbate boca abajo, con los brazos extendidos hacia afuera. Eleva tu torso y las piernas, todo lo alto que puedas, a la vez que extiendes los brazos hacia delante. Mantén la mirada hacia abajo para tener el cuello relajado.