El entrenamiento de pierna es uno de los más temidos en muchos deportistas. Aunque se suele pensar en máquinas o cargas pesadas, entrenar con tu propio peso también te puedo ayudar para conseguir unas piernas fuertes.

Así que si piensas que puedes saltarte el entrenamiento de pierna por no ir al gimnasio, te enseñamos que puedes realizar una combinación de ejercicios unilaterales y pliométricos. ¿Estás preparado?

Pistol squat

Este ejercicio es uno de los más difíciles, aun siendo un experto en el gimnasio. No solamente se necesitan unas piernas fuertes, sino que también requiere flexibilidad para lograr bajar completamente, además de equilibrio para evitar caídas.

Es normal que las primeras veces no te salga, pero con la práctica mejorarás tus debilidades. Realizar ejercicios en negativo aumenta tu fuerza y te acostumbrarás al movimiento. Si tienes un problema de flexibilidad, intenta realizar las pistol squat sobre una caja para facilitar un poco las cosas.

Zancada lateral

Este ejercicio no suele usarse demasiado en las rutinas de entrenamiento. Ya sea porque no apetece o porque no lo conocen, la mayoría de las personas intentan evitarlo.

Este ejercicio requiere mucha flexibilidad y fuerza en las piernas, por lo que es ideal para matar dos pájaros de un tiro.
Asegúrate de mantener el torso erguido y la posición firme todo el tiempo.

Zancada con salto

Las zancadas con salto requieren mucha fuerza y acondicionamiento de las piernas para poder realizarlas. Además también será necesario tener una buena coordinación y equilibrio. Es uno de los mejores ejercicios unilaterales para fortalecer las piernas.

Al principio solo podrás pensar en mantener el equilibrio para no caerse, pero con la práctica lo harás lo más rápido posible y sentirás fuego en tus piernas.

Sentadillas con salto hacia el pecho

Aquí se combinan 2 ejercicios increíbles con tan solo tu peso corporal: la sentadilla y el salto pliométrico.
Es importante que tengas los pies a la altura de las caderas, y que al bajar te pongas en cuclillas tanto como puedas (sentadilla profunda).

Sentadilla con salto

Realizar las sentadillas clásicas está muy bien para ejercitar el tren inferior, pero si quieres añadir mucha más intensidad te recomiendo que incorpores saltos. Es un perfecto elemento pliométrico que aumentará tu ritmo cardíaco y desarrollará fuerza.

Es mejor que te enfoques en la velocidad de los saltos, sin ser necesario que realices una sentadilla profunda.

Sentadilla con salto 180º

Si quieres añadir mucha más diversión a las sentadillas con salto, prueba a realizar un giro de 180 grados.