En Pilates se suele usar nuestro propio peso corporal, las bandas elásticas y los fitballs. No es muy común que veamos balones pequeños, pero cada vez son más los gimnasios que los están incorporando. El Chi Ball o balón pequeño, es un material deportivo muy ligero y que se usa para realizar movimientos suaves que ayuden a tonificar los músculos de todo el cuerpo. Detrás de este material hay una filosofía sobre las energías y el equilibrio de las mismas, aunque no es fundamental para usarlo en Pilates.

Hoy te contamos cómo se puede usar esta pelota pequeña, para que tengas más variedad en esta disciplina.

Ejercicios según las partes del cuerpo

Piernas

Túmbate en el suelo boca arriba y flexiona las rodillas. Coloca el Chi Ball entre las rodillas y ejerce cierta presión hacia dentro, como si quisieras explotarla. Trabajarás intensamente la cara interna de los muslos, a la vez que fortalecerás el suelo pélvico.

Glúteos

En este ejercicio haremos el famoso puente, pero apoyando los pies sobre la pelota pequeña. Ten en cuenta que la inestabilidad de tus pies requerirá que el movimiento sea lento. Eleva la cadera hasta formar una línea recta con tus hombros y rodillas.

Abdomen

Para el abdomen te presento dos ejercicios. El primero consiste en tumbarte en el suelo, completamente estirado y con la pelota entre tus tobillos. Con todas las extremidades rectas, eleva tus piernas y brazos para realizar un intercambio de la pelota. Normalmente, es un ejercicio que se realiza con el fitball, aunque es mucho más aparatoso por el volumen del balón.

El segundo ejercicio requiere de fuerza abdominal y técnica. Es importante que no tires de tu cuello al subir, y que realices el movimiento de manera que te eleves vértebra a vértebra. La pelota entre tus manos hará que no tientes a apoyarlas en el suelo y mantengas la postura.

Oblicuos

Túmbate en el suelo boca arriba y coloca la pelota justo encima de tu glúteo. Eleva los brazos, flexiona una rodilla y mantén la otra pierna estirada. La inestabilidad que provoca la pelota hará que tus oblicuos trabajen intensamente para mantener la posición al bajar la pierna estirada.

Pelvis

El Pilates se trabaja mucho el control de la pelvis y el suelo pélvico. Las rotaciones de cadera son un buen ejercicio, aunque usando el balón pequeño podemos obtener grandes beneficios. Recuéstate de lado y coloca el balón entre tus tobillos, de modo que generes cierta presión para que no se escape. Realiza subidas de cadera sin perder la posición y forma muy lenta.

Puedes encontrar Chi Balls por precios bastante económicos en Amazon.

EUR 8,67 EUR