El yoga ofrece una enorme cantidad de beneficios para el cuerpo y para la mente. En función de las posturas o asanas que practiques, estarás favoreciendo determinados aspectos. Existen los ejercicios de torsión, incluidos en diferentes tipos de yoga, cuya ejecución puede variar en dificultad, pero saludables en cualquiera de sus variantes.

Se recomienda que, en una sesión de yoga, nunca falte algún ejercicio de torsión espinal. Para realizarla correctamente es necesario depositar el foco de atención en la respiración. Asimismo, ser consciente de la movilización de las vértebras, te ayudará a entender de qué trata la postura y el impacto positivo que tiene sobre tu cuerpo.

Beneficios de realizar posturas de torsión en yoga

Aumento de la flexibilidad

Realizando este tipo de posturas, lograrás incrementar la flexibilidad muscular en la zona de la espalda, abdominales y oblicuos. La compresión de estos músculos puede provocar dolor de espalda baja y una mala postura corporal. Por ello, ejecutar este tipo de asanas, consigue el estiramiento de la zona. Si cada vez que haces estos ejercicios, intentas ir un poquito más allá, notarás cómo, progresivamente, tu flexibilidad aumenta notablemente. Esto se traduce en una mayor comodidad y bienestar en tu día a día.

Movimiento articular

La mala postura o pasar demasiadas horas sentado, pueden provocar dolores o patologías de espalda que te impidan realizar tus tareas con facilidad. Cuando practicas asanas de torsión, estás ayudando a que tus vértebras se movilicen y dotando a tu cuerpo así, de una mayor salud.

Salud interna

Las torsiones espinales hacen que algunos órganos internos se vean directamente favorecidos. Y es que ésta ejerce una presión interna que beneficia el proceso de oxigenación de la sangre. Hay posturas que presentan ventajas sobre ciertos órganos específicos.

Bienestar emocional

Además de ser capaces de aumentar tu energía, los ejercicios de yoga, incluidas las torsiones, te ayudan a liberar las tensiones acumuladas. De esta manera, se produce una notable liberación de estrés que se traduce en bienestar y calidad de vida. Acompañar cada asana con la respiración nasal correspondiente, es garantía del equilibrio interno tan necesario para enfrentar la vida.

Otros beneficios de la rotación o torsión espinal

  • Útil para combatir el estreñimiento
  • Equilibra los canales energéticos
  • Alivia los dolores en casos de escoliosis o reuma
  • Masajea los órganos abdominales, como el bazo, páncreas, intestinos, estómago, hígado y riñones
  • Tonifica los nervios espinales
  • Aporta flexibilidad a los ligamentos de la columna vertebral