Cada vez son más las personas que tienen una mascota con la que conviven y los típicos paseos para que el animal haga sus necesidades pueden llegar a ser un poco aburridos. Hablamos, lógicamente, de los perros. Salir a entrenar con tu perro puede traerte muchísimos beneficios y reforzar vuestro vínculo dueño-mascota. ¿Practicas ya el Canicross?

¿Qué es el Canicross?

El Canicross es una modalidad para hacer running con tu perro atado a la cintura mediante un arnés. Es una disciplina que está en auge y que en España se implantó hace unos 15 años de forma federada. Existen carreras exclusivamente de esta modalidad y no creáis que es algo fácil poder competir, aunque sea en modo amateur.

La mayoría de los perros que participan son de tamaño medio-grande (entre 20-35 kilos), ya que los dueños pueden aprovecharse del impulso que le da el ser tirado de su perro. Es importante que sepas que tú, como corredor, nunca puedes sobre pasar a tu mascota, siempre debes ir por detrás.
Además, debes tener en cuenta que antes de incitar a tu perro a entrenar, debes ir al veterinario para asegurarte de que es totalmente apto para practicar este deporte. En los animales pasa igual que en las personas, no todas tienen la misma capacidad.

La técnica de carrera también es bastante diferente a lo que puedes pensar. Tener a tu perro atado por la cintura no quiere decir que debas ser una carga para él, vas a tener que ampliar tu zancada y aprender a controlarlo con tu tronco superior. Deberás fortalecerte para ello y aprender a dirigir a tu mascota en pendientes hacia abajo, para no acabar rodando por sus tirones.

Requisitos para practicarlo

Sintiéndolo mucho, no vale cualquier perro para practicar este deporte. Existe un amplio reglamento para poder tener un justo ganador al terminar la prueba. Las sensaciones que vas a tener en Canicross son muy diferentes a las que puedas tener haciendo running en solitario, así que te vamos a contar algunos requisitos por si planteas darle una oportunidad:

  • El perro debe tener mínimo un año de vida y debemos fomentar su progreso poco a poco. De menos a más kilómetros.
  • El dueño siempre debe ir detrás del perro y no puede, lógicamente, empujarlo a correr más. Se penalizará también cualquier maltrato hacia el animal (verbal o físico).
  • La temperatura no debe ser mayor a 20ºC para que nuestro perro no sufra ningún golpe de calor. Por eso, la mayoría de las carreras suelen hacerse entre otoño y primavera.
  • El terreno será de tierra y las distancias rondarán entre los 5 y 10 kilómetros. Las clasificaciones funcionan igual que en cualquier carrera popular.
  • Debes equiparte de un arnés para el perro, una correa y un cinturón para ti. Es importante que lo pruebes todo y elijas bien los accesorios para evitar rozaduras tanto en ti como en él. ¡Y nunca estrenes nada el día de la carrera!

Si te encuentras muy perdido en el tema, lo mejor es que recurras a alguna asociación para que te enseñen cómo poder entrenaros y sacaros el mayor rendimiento posible para acabar siendo ganadores.