Posiblemente sea la primera vez que oyes hablar sobre el aceite de CBD, y estoy segura de que te va a extrañar. Hay muchos deportistas que optan por alternativas naturales a los medicamentos para disminuir la ansiedad, dormir mejor o recuperarse de un entrenamiento. Sí, hablamos del extracto de cannabis, que muchos aseguran que tienen beneficios en la salud, sin los inconvenientes de la marihuana.

Parece que en los últimos años está habiendo un auge en el consumo de este aceite, por lo que cada vez son más los deportistas que consideran usar aceite de CBD en su rutina.

¿Qué es el CDB?

El CBD es una abreviatura de cannabidiol, uno de los más de 100 cannabinoides que se encuentran en el cannabis. Dicen que los productos de CBD aportan numerosos beneficios porque potencian el sistema endocannabinoide del cuerpo (sistema que controla la función de una variedad de sistemas en todo el cuerpo, incluido el sistema cardiovascular).

Los endocannabinoides son familiares para los corredores y ciclistas debido al papel que tienen en los impulsos del estado de ánimo generados por la carrera. Se piensa que ese fenómeno de euforia se debe a la activación de los mismos receptores en el cerebro sobre los que actúa el tetrahidrocannabinol (THC) de la marihuana. El CDB no es psicoactivo, por lo que no produce una alta euforia.

¿Es legal consumir CDB?

Casi todos los productos de CBD que encontramos en el mercado están hechos de cáñamo industrial, una planta de cannabis que, por definición, no contiene más del 3% de THC. Los productos de CBD con base de cáñamo son tan legales como la mayoría de los suplementos nutricionales comerciales.

En el mundo del atletismo, el CDB derivado del cáñamo se eliminó de la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje a principios de este año. De hecho, la legalización del cáñamo debería conseguir separar aún más el CDB de su asociación cultural con la marihuana. Así que sí, es legal.

¿Cómo se toma CDB?

Los productos de CBD podemos encontrarlos en numerosas variedades, incluyendo extractos, cápsulas de gel y aplicaciones en la piel. La marca Floyd’s of Leadville dispone de proteínas en polvo y una bebida de hidratos que contiene CBD. PurePower Botanicals ofrece cápsulas que combinan CBD con hierbas y otros medicamentos naturales, como la cúrcuma.

¿Qué se supone que aporta el CDB?

Los defensores de este extracto dicen que ayuda con una gran variedad de afecciones, como la ansieda, el insomnio, la inflamación o las náuseas. El sistema endocannabinoide está presente en todos los órganos del cuerpo y se encarga de controlar muchos procesos fisiológicos, como la ingesta de alimentos, el balance energético, el aprendizaje, la memoria o el procesamiento del dolor. Puede verse afectado desde el dolor, el apetito, la emoción, el metabolismo, la inflamación muscular o el sistema inmunológico.

Por ahora no existe demasiada evidencia científica sobre los beneficios del CBD. El año pasado, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU) aprobó el primer medicamento con CDB (Epidiolex) para tratar las convulsiones asociadas con epilepsia. Eso sí, la FDA no permite que los productos de CBD sean suplementos dietéticos. En ningún caso los fabricantes pueden afirmar que sus productos tratarán o curarán cualquier enfermedad. Aunque sí solemos ver frases «restaura la vitalidad», «relaja y recupera» y «puede mantenerte más saludable».

¿Cómo debemos tomar CBD?

Como decíamos antes, CBD suele consumirse como extracto, gel, crema para la piel o polvos para batidos. Lo difícil del consumo de este producto es que las dosis efectivas pueden ser muy diferentes entre dos personas. No hay una forma que determine cuál es la cantidad adecuada para ti, pero si eres una persona sensible a los medicamentos, empieza consumiendo lo mínimo de las dosis típicas. Es decir, una dosis diaria de 5 a 15 miligramos.

Ten cuidado de excederte con el consumo. Aun no se han reportado reacciones adversas significativas, pero existe un umbral en el que los productos dejan de ser efectivos, e incluso pueden ser menos efectivos. Hay personas que se sienten demasiado aturdidas si toman CBD por la mañana y por la noche. Así que lo mejor es no sobre pasar el consumo indicado. Los expertos recomiendan empezar con CBD antes de ir a dormir. Además, si los consumes en cápsulas, podrás saber la cantidad exacta que estás tomando.