Es frecuente escuchar y leer sobre dietas para tonificar o entrenamiento para tonificar la musculatura. Sin embargo, este concepto realmente es confuso e impreciso. Además, suele estar asociado a planes de entrenamiento inadecuados.

En este articulo explicaremos que es este concepto en realidad, a que se refiere y algunos consejos para no caer en errores.

Definición de tonificar

El concepto de tonificar, aunque no esta regulado, se suele entender por “endurecer la musculatura”. Esto comúnmente, se refiere a definir la musculatura y tener un volumen aceptable en la musculatura (tener un aspecto firme).

Entonces, los entrenamientos y dietas para notificar, ¿qué objetivo tienen? ¿perder grasa o ganar musculatura?

Al utilizar estas dietas y entrenamientos, estamos cayendo en un error: no podemos medir ni cuantificar los resultados obtenidos ya que no está claro el objetivo.

Además, los entrenamientos de “tonificación” están vinculados a hacer miles de repeticiones con pesos realmente bajos. Este tipo de entrenamientos, lejos de hacer que logremos nuestro objetivo, lo mas probable es que sea contraproducente.

Ganancia de masa muscular y perdida de grasa

Lograr un cuerpo “tonificado” tal y como se entiende, se refiere a tener una musculatura notable (producto de una etapa de ganancia muscular) y tener un porcentaje de grasa bajo (producto de una tapa de perdida de grasa).

Olvida el termino “tonificar” y céntrate en un objetivo concreto

Lo mas eficiente para conseguir este aspecto físico que buscamos, es alternar etapas de ganancia de masa muscular con etapas de perdida de grasa, partiendo de una u otra según nuestro estado inicial. Esto nos permitirá que salgan a relucir los músculos que tenemos.

Por ello, lo mejor es olvidar este termino ambiguo y centrarte en un objetivo concreto.

Si quieres ganar masa muscular, no sigas estas rutinas de tonificación caracterizadas por una intensidad muy baja que no lograra estimular la musculatura. Entrena con una intensidad aceptable e introduce un superávit calórico (consumir más calorías de las que se gastan) en tu plan nutricional si quieres lograr este objetivo de la forma más eficiente.

Si quieres perder grasa, la mejor opción será realizar un ejercicio cardiovascular combinado con un entrenamiento de pesas. Este estrenamiento debe tener una intensidad elevada para intentar mantener la musculatura. Además, deberás introducir un déficit calórico en tu plan nutricional (consumir menos calorías de las que gastas)

Recordemos que estas zonas que queremos “tonificar”, no son mas que cúmulos de grasa que tendremos que eliminar con el plan nutricional y entrenamiento adecuados.