Posiblemente no hayas oido hablar antes de un entrenamiento de alta intensidad durante 30 minutos que te promete perder 600 calorías. Grit series, creado por Les Mills está arrasando entre los más valientes y los que tienen menos tiempo para ejercitarse.

Entrenar con intervalos de alta intensidad te garantiza ponerte en forma de manera rápida. Realizarás cortos e intensos periodos de entreno en los que llevas a tu cuerpo al máximo nivel.

Parece duro, y lo es, pero la adrenalina acaba enganchando a todo el que lo prueba, además de notar que progresas de forma rápida.

GRIT Series está creado por un equipo de profesionales (deportistas, fisioterapeutas, médicos…) e impartido por un entrenador totalmente cualificado. Juntos harán que tu cuerpo trabaje de forma dura y logre una complexión atlética y fuerte.

Las clases son grupales para incentivar la motivación entre compañeros y están acompañadas de música intensa para que la intensidad no decaiga durante esa media hora. ¡No temas! Aunque sea un entrenamiento duro, tú decides dónde está tu límite. Verás que conforme pasen las semanas irás progresando, y si el primer día hacías 3 burpees, en la segunda semana serás capaz de realizar muchos más.

Existen tres tipos de entrenamiento con GRIT Series: Cardio, Fuerza y Plyo.

  • GRIT Cardio: entrenamiento cardio de alto impacto en un corto periodo de tiempo. Está diseñado para quemar grasa y mejorar tu capacidad pulmonar como atleta. Lo componen normalmente 4 series de 3 ejercicios cada una y la recuperación suele ser activa o de forma breve.

No es habitual usar peso extra, con tu cuerpo es suficiente. ¡Prepárate para hacer burpees o andar como los monos!

  • GRIT Fuerza: con este entrenamiento lograrás tonificar y desarrollar resistencia muscular. Usarás cargas para potenciar sus beneficios e ir superándote poco a poco, pero no te preocupes en exigirte mucho peso al principio. Todas las clases son autoregulables a tu capacidad y exigencia.

  • GRIT Plyo: Plyo quiere decir “pliomético”, es decir, movimientos que tienen un impulso explosivo como inicio de cada ejercicio. Aquí estimularas las fibras musculares veloces, que son las que primero reaccionan a los impulsos. A parte de ejercitarte con tu propio cuerpo, usarás steps como refuerzo a la intensidad.

Prepárate para sudar lo que nunca has sudado en 30 minutos. Te vas a sorprender de verte empapado, con la cara roja y sin aliento al terminar cada serie; pero te aseguro que te vas a enganchar.

El apoyo de tu entrenador y de tu grupo es fundamental. Cuando tu cuerpo dice que no puede más, tu entrenador activa tu mente pidiéndote “una más”. Además, tus compañeros no son tus contrincantes, no lucháis por una marca. ¡Ahí “sufrís” todos!

Como ya sabes, los entrenamientos con HIIT ayudan a quemar calorías durante el ejercicio, pero también durante varias horas después. Es recomendable que no te ejercites a una alta intensidad todos los días porque no le dará tiempo a tu cuerpo a poder recuperarse. Con que practiques entre 2 y 3 veces a la semana algún entrenamiento de HIIT, notarás los resultados de forma rápida.

¿Te animas?