Caminata del ornitorrinco para unos glúteos perfectos

Más o menos todos sabemos qué es un ornitorrinco, esa mezcla de especies tan dispares. Tanto es así que se cree que surgió de un romance entre una rata de agua y un pato, hace varios cientos de años en Australia. Pero la caminata del ornitorrinco es un ejercicio de fitness, así que no se trata de cuidar o estudiar a esta especie animal tan peculiar. La caminata del ornitorrinco ejercita los muslos y los glúteos, y es uno de los ejercicios que más realiza Jennifer López entre otras celebrities mundialmente conocidas.

La caminata del ornitorrinco es un ejercicio que precisa de cierta resistencia y es una postura incómoda que no nos va a gustar demasiado, a menos que queramos unos glúteos bien redonditos y perfectos. A lo largo de este texto vamos a explicar qué es esta caminada, en qué consiste exactamente y cómo se realiza de forma correcta. Así como adelanto, diremos que no es necesario nada especial, solo cuadrar la postura y practicarlo varias veces durante la sección de entreno.

Cabe decir que no debemos compararnos con ningún cuerpo, todos tenemos el nuestro y podemos moldearlo como queramos, como tampoco es obligatorio hacer deporte de intensidad, lo que si se recomienda, y recomendamos, es mantener un estilo de vida saludable y mantenerse algo activos y alejarnos del sedentarismo.

Detrás de esos cuerpos que vemos en Instagram cada día hay rutinas de ejercicios intensas, dietas, genética (sobre todo esto) e incluso retoques estéticos y fotográficos (bastantes además y poco a poco vamos viendo que lo real es la mejor opción). Aquí no inducimos a copiar a otros cuerpos o a acomplejarnos, solo animamos a hacer ejercicio y esta caminata nos va a gustar, aunque al principio nos parezca extraña.

¿Qué es exactamente la caminata del ornitorrinco?

Este extraño nombre corresponde a un ejercicio muy extendido entre algunas celebrities para moldear la parte de los muslos y los glúteos. Entre ellas está Jennifer López que tras su aparición en la Super Bowl de 2020 llamó la atención de todos al ver un cuerpo tan bien moldeado y tonificado a sus 50 años de edad.

Días después apareció ella misma en sus redes sociales mostrando parte de sus entrenamientos y entre ellos estaba la caminata del ornitorrinco. Según la cantante, ella lleva años practicando esa caminata gracias a su entrenador personal. Tanto es así que hay un video en el Instagram de su entrenador donde se ve a Jennifer López practicando esta rutina de ejercicios tan peculiar en 2017.

https://www.instagram.com/p/BXYU7lmAap6/?utm_source=ig_web_copy_link

Para saber qué es exactamente este ejercicio, debemos tener claro que es una combinación de otros ejercicios. Se trata de una rutina de ejercicios donde se realiza una caminata de zancadas a una velocidad moderada, mientras realizamos una sentadilla plié profunda. No sirve realizarlo de cualquier forma, ya que solo pareceremos algo bobos andando raros por el pasillo de nuestra casa.

El cómo lo realizamos es la clave para que surta efecto y no estemos perdiendo el tiempo. Tiene una serie de pasos que hay que seguir para lograr que se realice adecuadamente y no terminemos cerrando las piernas o encorvando la espalda.

¿Cómo se realiza esta caminata?

Como ya hemos adelantado, es una rutina un tanto especial que hay que practicar de forma correcta o no estaremos obteniendo el resultado que se desea. Al principio es raro e incómodo andar así, pero cuando le cogemos el truco y lo practicamos bien, veremos cómo se nota en la parte de los muslos y los glúteos esa carga de trabajo.

Para realizar la caminata del ornitorrinco debemos seguir los siguientes pasos:

  • Nos ponemos las manos en la cabeza, como si estuviésemos detenidos. Hay quienes ponen sus manos en otras posiciones, pero lo mejor es en la cabeza para no encorvarnos.
  • Abrimos lar piernas a la altura de los hombros.
  • Las puntas de los pies deben estar mirando hacia fuera y de frente, no ladeadas.
  • Bajamos la cadera hasta colocar las piernas en un ángulo de 90 grados.
  • Ahora andamos unos pasos hacia delante y otros hacia atrás.

Si hemos conseguido la postura correcta, notaremos cierta presión en los glúteos y en los muslos. Este tipo de rutinas es de intensidad moderada si se hace bien, de hecho, hay quienes la hacen con pesas de arena en los pies.

Tendremos que hacer 3 series y en cada una de ellas entre 8 y 12 repeticiones. La cuestión es intentar hacer casi un minuto (aproximadamente unos 40 segundos) de caminata de ornitorrinco lo más rápido que se pueda, andando hacia delante y hacia detrás para conseguir el efecto deseado.

Una mujer realiza la caminata del ornitorrinco en casa

¿Qué se consigue con la caminata del ornitorrinco?

Las famosas, principalmente son mujeres, realizan esta rutina de ejercicios varias veces por semana, unidas a otras rutinas donde cuidar el trasero, las piernas y el abdomen, aparte de los brazos y otras zonas.

La caminata que hoy explicamos en este texto es famosa, porque al realizarse de forma correcta se consigue fortalecer los glúteos y los muslos, aparte de tonificarlos y conseguir ese aspecto de zona redondeada y perfecta.

Todo esto se consigue tras varias semanas de entrenamiento y el resultado es la hipertrofia, que lejos de ser algo malo, es lo que consigue que la zona de las nalgas aumente de tamaño de forma considerable y natural, sin necesidad de mucho sufrimiento ni pasar por un quirófano.

Cabe decir que la masa muscular que se tenga en la zona de los glúteos determinará el resultado, por lo que será nuestro entrenador el que nos diga si antes de realizar rutinas de este tipo, conviene reforzar la zona y aumentar la masa muscular. Para ello hay dietas ricas en proteínas, y otros tipos de ejercicios que nos ayudará a ganar esa masa muscular que necesitamos.

Tengamos en cuenta que cuando se trata de modificar el aspecto de nuestro cuerpo, los resultados no son inmediatos, sino que puede tardar meses en ser percibidos. Una persona de media tarda unos 6 meses en ganar masa muscular, siguiendo un estricto plan de comida y entrenamiento. Por eso es vital tener siempre una base ya hecha, de ahí la importancia de realizar ejercicio con asiduidad y tener una dieta equilibrada.