Si naciste bendecido con un glúteo y muslos sustanciales, es posible que hayas maldecido tu figura bien formada en un momento u otro. Después de todo, las imágenes poco realistas de cuerpos delgados abundan en las redes sociales y en casi todas partes. Incluso si celebras tus curvas, a veces es difícil no caer presa de estas expectativas poco prácticas y, a menudo, poco saludables.

Pero la ciencia sugiere que un trasero fuerte y voluminoso ofrece un montón de beneficios, y no estamos hablando solo de llenar tus jeans favoritos.

5 beneficios de tener un glúteo fortalecido

Es menos probable que desarrolles ciertas enfermedades crónicas

Los muslos gruesos salvan vidas. De hecho, las personas con circunferencias de cadera y muslos más grandes parecen tener un riesgo menor de muerte prematura por cualquier causa en comparación con aquellas que llevan la grasa alrededor del abdomen, independientemente de la grasa corporal general, según un metaanálisis de septiembre de 2020 publicado en The BMJ.

Esto podría deberse a que una mayor cantidad de grasa subcutánea en los muslos en las mujeres está relacionada con niveles más bajos de glucosa y triglicéridos, mientras que la grasa abdominal se asocia con niveles más altos de glucosa y triglicéridos.
Además, la grasa abdominal tiende a ser más metabólicamente activa que la grasa de los muslos, ya que envía señales a todo el cuerpo y produce más citocinas, lo que puede provocar resistencia a la insulina causando diabetes tipo 2.

Por el contrario, las personas con traseros más grandes producen más hormonas que metabolizan la glucosa, lo que ayuda a prevenir la diabetes.

Además, también puedes presumir de beneficios para la salud de tu corazón. Las mujeres con forma de pera tienden a tener niveles más bajos de colesterol y sus cuerpos liberan más adiponectina, una hormona antiinflamatoria que protege los vasos sanguíneos.

Mejora la conexión con tu cerebro

Las personas con traseros más grandes parecen almacenar más grasas saludables en su glúteo, según un estudio de enero de 2010 publicado en el International Journal of Obesity. Como tal, un trasero regordete puede ser indicativo de niveles más altos de Omega-3. Entonces, ¿cómo aumenta esto tu capacidad intelectual?

Bueno, los ácidos grasos Omega-3 son las grasas poliinsaturadas responsables de construir las membranas celulares en tu cerebro, según Harvard Health Publishing. Y poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que pueden ayudar a mantener las células cerebrales saludables y prevenir el deterioro cognitivo.

En consecuencia, un trasero voluptuoso puede actuar como almacenamiento de grasas buenas en forma de ácidos grasos Omega-3, que catalizan el desarrollo del cerebro y dan un impulso mental a aquellos con traseros más grandes.

mujer fortaleciendo el gluteo

Puedes esforzarte más en los entrenamientos

Un trasero espectacular puede incluso ayudar a mejorar tus entrenamientos. Eso es porque el glúteo mayor es el músculo más grande del cuerpo humano. Esta potencia en tu cadena posterior te ayuda a mantener una postura erguida y ejecutar movimientos vitales de la parte inferior del cuerpo como subir escaleras.

Y como tus glúteos son tan grandes, extraes mucha fuerza de ellos. Entonces, ya sea que quieras levantar más peso o correr más rápido, un trasero fornido puede ayudarte a aumentar tu fuerza y ​​velocidad. Además, quemarás una tonelada de calorías en el proceso (los músculos más grandes usan más energía).

Puedes tener menos dolor de espalda

Tener un trasero musculoso puede protegerte de los dolores de espalda. De hecho, desarrollar glúteos fuertes puede reducir el dolor lumbar y mejorar la fuerza y ​​el equilibrio de los músculos lumbares, según un estudio de diciembre de 2015 publicado en el Journal of Physical Therapy Science.

Cuando amas tu cuerpo, cosechas los beneficios saludables

Ya sea que siempre hayas abrazado tus muslos y tu trasero o estés aprendiendo a amar tus curvas después de escuchar todos los beneficios, enorgullecerte de tu forma es fundamental para promover una autoestima saludable.

Cuando tienes una alta autoestima, es más probable que obtengas lo mejor de ti en todas las esferas de tu vida.

Por un lado, las personas que se sienten bien consigo mismas, y con sus cuerpos, tienden a participar activamente en situaciones sociales y disfrutar de relaciones más profundas y satisfactorias con los demás.
Y cuando una persona está feliz con su cuerpo, es más probable que participe en actividades físicas saludables, especialmente con compañeros, como deportes de equipo y entrenamientos en grupo.