4 posturas de yoga para aliviar el dolor de cabeza

El dolor de cabeza puede llegar a ser insoportable en algunos momentos. Gran parte de los casos se debe a una mala circulación, por lo que mantenernos activos ayudará enormemente a eliminar estas molestias. Si tú también te levantas por la mañana con la cabeza embotada, te recomiendo practicar algunas posturas de yoga, antes de acudir corriendo al cajón de las medicinas. Deja los fármacos a un lado y encuentra la manera natural de aliviarte.

4 posturas de yoga fáciles de hacer

https://www.instagram.com/p/B1BwB92gV58/

Antes de pasar a detallar en qué consiste cada postura, es importante que valores si el dolor sigue aumentando durante la práctica o no. En el caso de que no te sientas más aliviado, para y acude a tu médico de cabecera. Estas son técnicas para aliviar, no buscamos tensión ni empeorar.

Pose de vaca + giros de cuello

Colócate en cuadrupedia y adopta la postura de vaca. En esta pose estiramos la columna vertebral y el cuello, que en muchas ocasiones es lo que causa dolor de cabeza. Toma consciencia de tu movimiento y siente el alivio. Realiza movimientos lentos y fluidos.

Apertura de piernas

Ponte de pie y separa tus pies a una anchura superior a la de tus cadera. Siéntete cómodo y lleva los dedos de los pies hacia delante. Ahora dobla la cadera y baja lentamente hacia el suelo. Apoya las manos o los antebrazos en el suelo, y relaja la columna y el cuello. Libera la tensión de tus hombros y deja de la cabeza caiga. Respira lentamente y vuelve a subir.
Si no puedes tocar el suelo con las manos, no te preocupes. Baja hasta el punto que te permita tu flexibilidad.

Sube las piernas a la pared

Como te decía al principio, la mayoría de los casos de dolor de cabeza vienen dado por una mala circulación sanguínea. Para devolverle la sangre a la cabeza, lo ideal es subir las piernas a la pared. Túmbate boca arriba y acércate a la pared si es necesario. puedes flexionar ligeramente las rodillas y mantener los pies relajados. Pon tus brazos extendidos en el suelo, en forma de cruz, y controla la respiración. Puedes quedarte en esta posición todo el tiempo que necesites.

Pose del bebé

Por último, esta pose es una de las mejores para sentirte mejor. Es muy usada en los estiramientos después de entrenar, ya que ayuda a encontrar la calma, a la vez que estiras el abdomen y la zona lumbar. Permite que tu cabeza descanse en el suelo o sobre la colchoneta. Relaja tu mente y piensa en la respiración. Estoy segura de que notarás una gran mejoría.