Solo se necesita un poco de información para aprender lo importante que es alimentarte correctamente para rendir de manera adecuada. Los snacks de bolsillo pueden hacer maravillas en esto, pero cuando caminas por el pasillo de los suplementos deportivos, te encuentras con demasiadas opciones. Entonces, ¿cómo sabemos cuáles son realmente saludables?

Es posible que te suene las barritas Clif Bar. La marca que empezó siendo específica para ciclistas se ha forjado una reputación importante por tener ingredientes adecuados para alimentar a tu cuerpo durante cualquier tipo de entrenamiento, desde los más intensos hasta los más suaves. Pero aún así, es necesario saber todo lo que hay en tu barrita antes de confiar en ella a largo plazo.

A continuación analizaremos si las Clif Bar son una opción saludable para alimentar tus entrenamientos, porque contienen ingredientes orgánicos y nutrientes como los carbohidratos para obtener energía.

¿De qué está hecha esta barrita?

Una barra de chocolate Clif Bar contiene:

  • 250 calorías
  • 40 gramos de hidratos de carbono
  • 9 gramos de proteína
  • 21 gramos de azúcar
  • 5 gramos de grasa

En cuanto a los ingredientes, esta barrita contiene: jarabe de arroz integral orgánico, avena orgánica, aislado de proteína de soja, jarabe de caña orgánico, soja tostada orgánica, harina de arroz, azúcar de caña, chocolate sin azúcar, harina de soja orgánica, fibra de avena orgánica, aceite de girasol con alto contenido oleico, manteca de cacao, extracto de malta de cebada, sal marina, sabores naturales, lecitina de soja, canela orgánica, además de una variedad de vitaminas y minerales esenciales.

Una barrita con alto contenido de carbohidratos le da a tus músculos la energía que necesitan para seguir ejercitándose, y Clif Bar (sin importar el sabor que elijas) contiene una mezcla de hidratos de carbono complejos para una energía sostenida y carbohidratos simples para que tu cuerpo pueda tener la explosividad que buscas. La proteína y la grasa también son fuentes importantes de combustible, que equilibran la ingesta de carbohidratos.

Cuando realizamos actividades de resistencia, el cuerpo necesita más energía rápida, por eso esta barrita está llena de 21 gramos de azúcar: se digiere lo suficientemente rápido como para darle un impulso cuando más lo necesitas. Es importante señalar que todo el azúcar no se crea de la misma manera. La fuente de azúcar aquí es el jarabe de arroz integral orgánico, el jarabe de caña orgánico y el azúcar de caña, no el jarabe de maíz alto en fructosa. Nuestros cuerpos no han evolucionado para procesar de manera efectiva este último tipo de azúcar y pueden convertirse fácilmente en grasa.

¿Es malo consumir una barrita todos los días?

Ya que las Clif Bar contienen una mayor cantidad de carbohidratos y azúcar, no son un snack saludable ideal para todas las circunstancias. Es preferible comer una barrita antes o durante una actividad de intensidad moderada a alta cuando necesites una energía sostenida. ¿Por ejemplo después de una clase de spinning de 45 minutos? No. Nuestros cuerpos generalmente tienen suficiente combustible almacenado en nuestros músculos para esfuerzos de menos de 60 minutos. Si consumes demasiada azúcar con frecuencia puedes provocar afecciones como obesidad o diabetes.

Dicho esto, hay muchas otras barritas para satisfacer diferentes necesidades. Por ejemplo, las barritas Clif Whole Lotta son veganas, sin gluten y sin lácteos, no tienen azúcar añadido (los 17 gramos de azúcar provienen de dátiles orgánicos) y solo tiene diez ingredientes fáciles de leer.

Otras barritas de proteínas como las PaleoBull son una buena opción para la recuperación (no para aportar energía rápida), porque tienen unos 12 gramos de proteína y entre 13-15 gramos de azúcar natural para ayudar a reparar los músculos después del entrenamiento.

Aunque sientas la tentación de tomar una barrita de Clif Bar como refrigerio al mediodía, tenemos que advertirte de que no es la mejor opción, nutricionalmente hablando. Son ricas en azúcares añadidos y generalmente están destinadas a deportistas de resistencia. Te recomiendo elegir alimentos integrales, como frutas y verduras, combinados con mezclas de frutos secos o yogur. Estas opciones tienen menos carbohidratos y azúcares simples.

¿Las Clif Bar pueden ser un reemplazo saludable de comidas?

Por el contrario, las Clif Bar tampoco deben tratarse como un reemplazo de comida. Una comida saludable debe incluir verduras, cereales integrales, proteínas y grasas saludables. Una barrita de estas solo tiene 250 calorías, por lo que no es suficiente comida para contar como una comida completa; y mucho menos si eres una persona activa.

Por supuesto, cuando estás en un aprieto de tiempo, una barrita Clif es una mejor opción que una tableta de chocolate. Pero, reitero, es mejor que pienses en considerar una barrita con menos azúcar como snack alternativo y suplementar con alimentos integrales si es posible.

Por último, los ingredientes orgánicos y no modificados genéticamente de este suplemento no solo son más saludables para ti, sino que también son mejores para el medio ambiente. La creación de las barritas que son un 70% orgánicas también tiene un impacto positivo en el planeta.

Como conclusión, las barritas Clif Bar son una opción saludable durante el ejercicio intenso que dura más de una hora cuando necesitas alimentar a tus músculos para obtener energía adicional. Fuera del entrenamiento, es mejor optar por una barrita con menos azúcar o, preferiblemente, snacks y comidas integrales.