¿Qué es la dieta mariposa? ¿De verdad es buena para la salud?

La sociedad actual ofrece cientos de dietas a todas aquellas personas que quieren perder peso. El tema de las dietas existe desde hace décadas, y todo va en función de los cánones de belleza y lo que nos han vendido como «cuerpos perfectos». Ese pensamiento ha derivado en trastornos alimenticios como bulimia y anorexia, así como inseguridades, vergüenza, falta de autoestima, miedo, ansiedad social, etc.

Las dietas milagrosas también tienen un hueco, y son bastante peligrosas, ya que prometen resultados a base de productos que no son nada baratos y mucho menos saludables. La gran mayoría de las comidas y batidos sustitutivos están cargados de azúcares y grasas saturadas que concentran en una sola toma las calorías necesarias para una persona adulta en un día.

No solo eso, sino que las dietas milagrosas a menudos juegan con las ilusiones de las personas y venden falsas esperanzas diciendo que con solo comer fruta y verduras durante X semanas vamos a perder X kilos.

La famosa operación bikini es otro movimiento de la sociedad en busca de un cuerpo perfecto para lucirlo con orgullo en la playa y en la piscina delante de nuestros amigos, familiares y desconocidos.

En torno a todo esto gira la dieta de la mariposa, una dieta baja en calorías y nutrientes esenciales y que la venden como un remedio perfecto para perder peso rápidamente. Está claro que si reducimos nuestra dieta a solo fruta y verdura, evitando así los hidratos de carbono, azúcares y grasas, vamos a perder peso.

Una mariposa bebiendo de una rodaja de naranja

¿De dónde viene la dieta mariposa?

Una dieta poco conocida para algunos que consiste en comer solo «frutas» y verduras» para perder peso. Lo ponemos entrecomillas porque realmente no son frutas y verduras como tal, sino batidos sustitutivos de frutas y verduras en polvo.

Si quisiéramos hacer nuestra representación de esa dieta, podríamos ahorrarnos el dineral que cuesta cada batido y comprar fruta real, fresca y autentica. Estos batidos, y la dieta en sí, pertenecen, supuestamente, a una famosa franquicia de «salud» y dietas llamada Herbalife, entre otras marcas como Juice Plus+.

Cada batido, así como las capsulas, los sobres y otros productos dietéticos tienen un precio desorbitado, aparte de estar llenos de azúcar e ingredientes poco saludables que pueden empeorar nuestra salud de forma grave.

También existe una dieta de la mariposa algo más «divertida» que consiste en gominolas con sabores de frutas y prometen ayudar a adelgazar. En este caso, la compañía detrás de esas gominolas es Actafarma, entre otras empresas como 372 THIN KIT.

El truco de esta dieta con estos ingredientes tan curiosos, se basa en el glucomanano (una fibra dietética soluble) que ayuda a adelgazar cuando se sigue una dieta baja en calorías, es decir, solo frutas y verduras como podría ser el caso de la dieta mariposa.

Son muchas las personas que deciden acudir a centros como NaturHouse o Herbalife para adelgazar. Cuando podemos ahorrar todo ese dinero e invertirlo en alimentos saludables y variados, hacer deporte moderado con cierta asiduidad y si tenemos algún problema concreto como sobrepeso, acudir a un dietista – nutricionista que no nos quiera vender batidos y comidas sustitutivas.

Un zumo de color verde sobre una tabla de madera marrón

Inconvenientes de la dieta mariposa

Adelgazar sin esfuerzo es el deseo que se paga a precio de oro y engaña a millones de personas cada año. En lugar de hacer estas burradas, debemos optar por comer sano y variado y practicar deporte de forma regular si queremos perder peso de forma saludable.

Pérdida de masa muscular y fuerza

Al cumplir con la dieta mariposa perdemos masa muscular y fuerza, afectando a nuestros huesos e incluso al equilibrio del cuerpo. El músculo recubre al hueso y nos protege de roturas y otras lesiones que pueden provocarse con una caída tonta. Además, la pérdida de masa muscular puede afectar a la movilidad y a algunas funcionalidades físicas básicas.

Falta de nutrientes esenciales

También podemos sufrir deficiencias nutritivas a muchos niveles entorpeciendo el normal funcionamiento de nuestro cuerpo, así como efectos adversos por exceso de ciertas vitaminas y fibra. Tomar frutas y verduras es muy importante, siempre y cuando se acompañe de otros alimentos, y no como dieta única. Si sentimos cansancio, agotamiento, palidez, problemas de concentración, mareos, heridas que no sanan, falta de energía, dolores, cambio de actitud, estrés, etc. podría ser debido a la falta de nutrientes esenciales.

Dolorosos efectos secundarios

Al comer solo fruta y verdura, aunque sea por un periodo corto de una semana, más o menos, como es el caso de la dieta mariposa, podemos sufrir hinchazón, dolor y acidez estomacal, diarreas, aumento de los niveles de azúcar en sangre, encías sangrantes, dolor articular, entre otras consecuencias igual de molestas y peligrosas.

No hay control médico

Otro aspecto negativo de esta dieta es que normalmente se recetan este tipo de productos sin control médico real. Recordemos que las empresas de salud y dieta suelen basarse en una pirámide y en la base están los vendedores (o comerciales) que ofrecen estos productos a todas las personas casi de forma indiscriminada con tal de hacer ventas y ganar dinero.

En resumen, cualquier dieta que nos haga consumir menos calorías, nos va a hacer perder peso, pero tenemos que tener mucho cuidado no vaya a ser que perdamos también la salud por el camino.

Una mujer se agarra un michelín

Solo frutas y verduras, no confundir con ser vegano

La dieta mariposa se basa en comer frutas y verduras, aunque de una forma un tanto artificial y peculiar, ya que en lugar de ser fruta y verdura natural, hay que usar capsulas, batidos, sobres y demás. Los veganos comen muchas frutas y verduras, sí es cierto, pero su menú es bastante más amplio de lo que muchos puedan llegar a imaginar.

En una dieta vegana equilibrada también existen cereales, frutos secos, legumbres, vegetales de todo tipo, incluso alimentos plant based como almóndigas, salchichas y hamburguesas, hasta bollería, panes de todo tipo y pasteles, «quesos», salsas, chocolate (sin leche), galletas, etc. Esto ayuda a que los veganos obtengan todas las proteínas, vitaminas y minerales esenciales y necesarios para una buena salud.

Hay quienes se alimentan de frutas y verduras durante un fin de semana, por ejemplo, pero lo hacen con un objetivo depurativo, dado el alto nivel de fibra que ingieren consiguen eliminar las toxinas que nuestro organismo almacena día a día. Lo peligroso, como ya hemos explicado, es extender ese hábito en el tiempo.