Al volver de las Navidades, muchos comienzan a mentalizarse en rebajar los kilos de más y centran su mirada en métodos rápidos. Las comidas navideñas, los turrones o el exceso de alcohol unido al abandono de la actividad física no podrá ser compensado en una semana. Pese a que los kilos se cogen con rapidez, no solemos perderlos con la misma intensidad. Es por eso que algunos se plantean iniciarse en dietas desintoxicantes, ¿pero es fiable y saludable? Te contamos por qué no necesitas hacer ninguna dieta detox después de los atracones o excesos.

¿Qué prometen las dietas detox?

Las dietas milagro son un peligro, puesto que sus resultados son visibles de forma rápida, pero insostenibles a largo plazo, además de perjudiciales para la salud. Las dietas detox están de moda en los últimos años ya que prometen limpiar tu cuerpo después de haberlo “intoxicado” comiendo en abundancia. Ni que decir tiene que esa afirmación es totalmente falsa.
La dieta consiste en hacer “limpiezas” en días de semiayuno, en los que solo tomaremos “zumos depurativos” de empresas que nos indiquen.

¿Entonces no necesito hacer este tipo de dieta?

Exactamente, tu cuerpo no ha sido intoxicado por la comida, así que olvídate de hacer esta dieta. Las toxinas que puedan estar en nuestro cuerpo no vienen dadas de la comida, aunque esta sea muy calórica. Nuestro cuerpo es una perfecta máquina que contiene un sistema que elimina las toxinas a diario por los riñones. Así que los zumos vegetales mágicos no ayudarán a esta función.

Al seguir esta dieta, nos encontraremos con un consumo de calorías muy por debajo de las que necesitamos para funcionar correctamente. Cabe señalar que no aprobamos esta forma de alimentación puesto que elimina el consumo de grasas o proteínas y se centra tan solo en los hidratos de carbono de los vegetales. Ya sabéis que tenemos que consumir los tres grandes grupos alimentarios para llevar una dieta saludable.

Sí, vas a perder peso alimentándote a base de zumos, pero la mayoría será agua y masa muscular. Perder esta última no favorece a la eliminación de grasa, por lo que estarás volviéndote más débil y quemarás menos calorías en reposo.

¿Y qué hago para perder los kilos que he cogido en Navidades?

Si quieres ponerte en forma de nuevo, acude a un dietista-nutricionista para que te asesore personalmente con tu alimentación. Olvídate de dietas milagro, puesto que solo te devolverán un efecto rebote con el tiempo.
Por supuesto, créate el hábito de hacer deporte. Haz un plan semanal y sé estricto para lograr tus objetivos, luego solo tendrás que mantenerte.