Son muchas las personas que se están uniendo a seguir la dieta que tiene el nombre de una princesa Disney, sí, la Dieta Cenicienta. Desde hace tres meses se ha vuelto viral en redes sociales, con un claro origen japonés. Empezó a expandirse en Twitter, pero a día de hoy existen cuentas en Instagram en las que vemos cómo las chicas adelgazan de forma exagerada.
La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo) advierte de los peligros que tiene esta dieta para nuestra salud y alarma de la popularidad que alcanza ya en España.

¿En qué consiste la Dieta Cenicienta?

Partamos de que es una dieta nada recomendable, ni aunque sea de forma temporal. Su poco aporte energético para afrontar nuestro día a día puede acabar derivando en anorexia. Siempre que quieras perder peso, debes aprender a comer y llevar una alimentación equilibrada; así lograrás tus objetivos y podrás mantenerlos en el tiempo. El problema surge cuando las chicas (mayormente adolescentes) sueñan con tener un cuerpo ficticio, en el que las proporciones corporales son imposibles.

La Dieta Cenicienta nos dice que tenemos que llegar a alcanzar un índice de masa corporal (IMC) de 18, mucho más bajo que los valores recomendables de 18’5 y 24’9. Una vez más te decimos que esta medida no es útil para conocer si estás sano o no, hay que tomar en cuenta otra serie de parámetros como el porcentaje de grasa corporal.
Si llegamos a ese escaso valor del IMC, estaremos poniendo en peligro nuestra salud. Nos dará la cara con un excesivo agotamiento, anemia, dolor de cabeza, mareos, alteraciones en la menstruación y el ánimo, baja autoestima, osteoporosis…

En realidad no existen unas pautas nutricionales claras para seguir esta dieta, tan solo nos exigen comer menos por el simple hecho de adelgazar. Así que no estamos tampoco ante una dieta milagro en la que nos eliminan algún grupo nutricional, sino que esta “dieta” tan solo rinde culto a la delgadez sin importar la salud.
Los trastornos de la alimentación muy comúnmente tienen su origen en regímenes extremos como este de la Cenicienta.

 

¿Las afectadas? Mujeres menores de 18 años

La mayoría de las afectadas por la Dieta Cenicienta son chicas en edad de desarrollo. Las redes sociales son un gran problema para aquellas personas que no saben identificar las fotos retocadas con la realidad. Asociar la delgadez con la belleza corporal es algo que sigue existiendo, aunque cada vez menos. Aun así, hay chicas que piensan que este tipo de físico en la única manera de llegar a la aceptación social, dando igual lo peligroso que pueda ser para su integridad.

El estilo de vida saludable, el deporte y la alimentación equilibrada te hacen estar en tu peso adecuado sin mucho esfuerzo. Los resultados no los verás de hoy para mañana, pero sí perdurarán en el tiempo sin hacer daño a tu organismo. Ten en cuenta que una desnutrición puede provocar alopecia, sequedad en la piel, uñas quebradas, etc. Al final te frustrarás por ver fracasado tu esfuerzo en no comer, ya que aunque tu peso baje de número, tu cuerpo tendrá una apariencia enferma.