¿La dieta alcalina es saludable?

¿La dieta alcalina es saludable?

Carol Álvarez

La dieta alcalina se basa en reemplazar los alimentos formadores de ácido por alimentos alcalinos puede mejorar la salud. Los defensores de esta dieta afirman que puede ayudar a combatir enfermedades graves como el cáncer, aunque existen otros riesgos para la salud.

Esta plan de alimentación, también conocido como dieta delta, enfatiza en el consumo de verduras y frutas frescas con el objetivo de mantener un nivel óptimo de pH en el cuerpo. Se basa en la idea de que los alimentos que ingerimos alteran el pH del cuerpo para que sea ácido o alcalino.

¿Qué es la dieta alcalina?

Este concepto se desarrolló a mediados del siglo XIX como la hipótesis de la ceniza dietética. Se propuso que una vez metabolizados, los alimentos dejan una «ceniza» ácida o alcalina (desechos metabólicos) en el cuerpo. Según los practicantes de la dieta alcalina, la ceniza sobrante afecta directamente la acidez o alcalinidad del cuerpo.

Este desperdicio metabólico puede ser alcalino, neutro o ácido. En otras palabras, si comemos alimentos que dejan cenizas ácidas, la sangre se vuelve más ácida. Si tomamos alimentos que dejan cenizas alcalinas, la sangre se vuelve más alcalina. Según la hipótesis de la ceniza ácida, se cree que la ceniza ácida nos hace vulnerables a enfermedades y dolencias, mientras que la ceniza alcalina se considera protectora.

Al elegir alimentos más alcalinos, deberíamos poder «alcalinizar» el cuerpo y mejorar la salud. Los componentes de los alimentos que dejan una ceniza ácida incluyen proteína, fosfato y azufre, mientras que los componentes alcalinos incluyen calcio, magnesio y potasio.

La dieta alcalina se ha utilizado en entornos médicos para prevenir cálculos renales e infecciones del tracto urinario. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no hay mucha evidencia que respalde muchas de las supuestas ventajas para la salud de este plan de alimentación. El cuerpo tiene muchos mecanismos para mantener un pH estricto, incluidos los procesos controlados por los pulmones y los riñones.

¿Qué se puede comer?

La dieta alcalina clasifica los grupos de alimentos como alcalinos, neutrales o ácidos. A las personas que siguen la dieta se les indica que se concentren en comer muchos alimentos alcalinos y menos alimentos ácidos.

  • Alcalino: frutas, legumbres y verduras.
  • Neutro: grasas naturales, almidones y azúcares.
  • Ácido: carne, pollo, pescado, lácteos, huevos, frutos secos, legumbres, cereales y alcohol.

Los niveles de ácido se miden por pH en una escala de 0 a 14 donde los números más bajos representan compuestos más ácidos, los números más altos son más alcalinos (o básicos) y 7 es neutro.

Esta dieta no restringe los alimentos a determinados momentos del día ni requiere periodos de ayuno. La idea es comer más alimentos alcalinos y menos alimentos ácidos. En vez de pensar en alimentos permitidos y prohibidos, la dieta anima a los seguidores a pensar en los alimentos de forma continua y a luchar por una dieta equilibrada.

Algunos defensores de la dieta recomiendan controlar el pH urinario analizando la primera orina del día con tiras reactivas caseras para saber cómo los cambios nutricionales están afectando al cuerpo. El pH normal de la orina es ligeramente ácido, con valores habituales de 6,0 a 7,5, pero el rango normal es de 4,5 a 8,0.

De igual forma, recomiendan tomar frutas, verduras, café y jugo de limón o lima. En cambio, se debe disminuir el consumo de carne, aves de corral, pez, lácteos, huevos y cereales.

rabanos para dieta alcalina

¿Los alimentos afectan en el pH de la sangre?

Es fundamental para la salud que el pH de la sangre se mantenga constante. Si cayera fuera del rango normal, las células dejarían de funcionar y moriría muy rápidamente si no se tratase.

Por esta razón, el cuerpo tiene muchas formas efectivas de regular de cerca el equilibrio de pH. Esto se conoce como homeostasis ácido-base. De hecho, es casi imposible que los alimentos cambien el valor del pH de la sangre en personas sanas, aunque pueden ocurrir pequeñas fluctuaciones dentro del rango normal.

Sin embargo, los alimentos pueden cambiar el valor del pH de la orina, aunque el efecto es algo variable. La excreción de ácidos en la orina es una de las principales formas en que el cuerpo regula el pH de la sangre. Si comemos un filete de carne grande, la orina será más ácida varias horas después a medida que el cuerpo elimina los desechos metabólicos del sistema.

Por lo tanto, el pH de la orina es un mal indicador del pH general del cuerpo y de la salud general. También puede verse influenciado por otros factores distintos a la dieta.

Muchos defensores de esta dieta sugieren que las personas controlen el pH de la orina para asegurarse de que sea alcalina (más de 7) y no ácida (menos de 7). Sin embargo, es importante tener en cuenta que el pH varía mucho dentro del cuerpo. Aunque algunas partes son ácidas, otras son alcalinas; no hay un nivel establecido.

Por ejemplo, el estómago está cargado de ácido clorhídrico, lo que le da un pH de 2 a 3,5, que es muy ácido. Esta acidez es necesaria para descomponer los alimentos. Por otro lado, la sangre humana es siempre ligeramente alcalina, con un pH de 7,36 a 7,44.

rabanos para dieta alcalina

Peligros de su práctica

No hay evidencia científica que apoye la idea de que seguir una dieta alcalina puede mejorar la salud o que comer ciertos alimentos puede cambiar el pH del cuerpo. Por ejemplo, los defensores de la dieta afirman que una dieta muy ácida aumenta el riesgo de osteoporosis y fracturas en los adultos mayores.

La teoría es que el cuerpo extrae calcio, una sustancia alcalina, de los huesos para equilibrar la acidez. Sin embargo, la ciencia no respalda esto. En un estudio se encontró que la carga de ácido en la dieta no tenía asociaciones significativas con la densidad mineral ósea o con el diagnóstico de osteoporosis. Aunque la dieta promueve un aumento de alimentos saludables, también restringe algunos alimentos nutritivos como la leche y los productos lácteos, que son excelentes fuentes de proteínas dietéticas y calcio.

Las afirmaciones de la dieta sobre la restricción de estos alimentos son infundadas, ya que los estudios de investigación indican que consumir estos alimentos no tiene un efecto acidificante en el cuerpo ni interfiere con el metabolismo del calcio. Del mismo modo, comer carne tampoco cambia el pH del cuerpo.

La sangre es naturalmente ligeramente alcalina con un pH entre 7,36 y 7,44. Si se va fuera de esos rangos, puede ser fatal. Un ejemplo es la cetoacidosis metabólica, que es causada por diabetes, inanición o ingesta de alcohol y tiene poco que ver con la dieta. Sin embargo, en las personas sanas, el cuerpo utiliza muchos mecanismos para controlar este rango estrecho y garantiza que nuestro pH se mantenga constante.

¿Es una dieta sana?

La dieta alcalina enfatiza en el consumo de alimentos integrales frescos con una variedad de frutas y verduras, así como alimentos procesados ​​limitados. También permite pequeñas cantidades de proteína animal y lácteos mientras reduce los cereales refinados, proporcionando una amplia gama de nutrientes.

Adoptar una dieta con base de plantas rica en frutas y verduras puede ayudar a lograr el bienestar general y protegernos contra ciertas enfermedades. Sin embargo, la dieta alcalina tiene muchos alimentos saludables en la lista de formación de ácido que son ricos en fibra, vitaminas y minerales y que son esenciales para la salud en general, incluidos los cereales, los frijoles y los frutos secos. Mientras tanto, la lista básica incluye café y vino, que los expertos en nutrición coinciden en que deben consumirse con moderación.

Creemos que no existe un único enfoque para un estilo de vida saludable. Los planes de alimentación exitosos deben ser individualizados y sostenibles, teniendo en cuenta a la persona en su totalidad y su estilo de vida. Antes de comenzar un nuevo plan de dieta, es recomendable consultar a un médico o nutricionista registrado, especialmente si tenemos una condición de salud subyacente.

¡Sé el primero en comentar!