Es muy posible que alguna vez en la vida hayas sufrido caspa y te hayas avergonzado de ello. ¿Sabes realmente qué es y cuáles son las causas de su aparición? Estamos de acuerdo en que esas motitas blancas no son agradables visualmente, sobre todo si vestimos de negro, por lo que es importante conocer la raíz del problema para ponerle una rápida solución.

¿Qué es la caspa?

La caspa es la descamación de la piel del cuero cabelludo. Se origina la simultaneidad de tres elementos: la presencia de Malassezia (un microorganismo que está presente siempre en nuestro cuero cabelludo), la presencia de grasa en el cuero cabelludo (cuando se descompone por la Malassezia, produce ácido oleico que es un agente dermoirritante) y sensibilidad de la dermis al ácido oleico.
Cuando se dan estos tres factores, tendremos caspa en nuestra cabeza, aunque lógicamente todo viene de un problema más profundo como puede ser un desequilibrio hormonal, el clima o el estrés.

¿Cuáles son sus principales causas?

Cuando el hongo que vive en nuestro cuero cabelludo crece fuera de control, origina una irritación en la piel y causa un aceleramiento de la renovación celular. Es decir, de forma normal, nuestro cuero recambia sus células cada dos semanas; al existir un desajuste, este recambio celular ocurre en menos tiempo, y las células muertas se desprenden y mezclan con el aceite de los folículos. Visualmente, tendremos esos pequeñas motitas de escapas que vemos en nuestro pelo o sobre la ropa.

Como decíamos antes, detrás de ese proceso existe una causa de mayor trascendencia. Algunas de ellas son:

  • Desajustes hormonales. Estos provocan que aumente la producción de grasa en nuestro cuero cabelludo.
  • Estrés. Es una de las principales causas de aparición de la caspa. Tiende a realizar desequilibrios hormonales que provocan lo anteriormente citado.
  • Cambios de estación. Los cambios de clima, sobre todo en épocas demasiado frías y secas, aumenta la aparición de caspa. Incluso puede empeorarla si ya existe.
  • Seborrea. Padecer dermatitis seborreica (enfermedad que causa piel irritada y escamosa) es una clara causa de aparición.
  • Uso de productos fuertes en el cuero. Champús, tintes o incluso el cepillado del pelo pueden favorecer a la creación de caspa.

¿Cómo tratarla?

La forma más eficaz de eliminar la descamación es con el uso de productos que eliminen el exceso de hongos. También es conveniente considerar tratamientos que regulen el desprendimiento de la dermis como los queratoreguladores. Los podemos combinar con champús de PH que cuiden el cuero cabelludo.
En caso de tener picor, no está de más usar productos que nos alivien ese quemazón.

Si nuestro problema de caspa tiene su origen en el exceso de grasa, deberíamos apostar por productos que controlen nuestro sebo. De forma natural podemos hacerlo con la levadura de cerveza, romero, lino o calabaza. Es recomendable que asistas al dermatólogo para que te aconseje productos químicos que regulen el sebo.

Generalmente, la caspa ocurre de forma ocasional y no tarda mucho en desaparecer. Podemos usar champú anticaspa, pero sin abusar. No queremos un efecto rebote, ¿verdad?