¿Se puede acelerar el proceso de los brackets?

¿Se puede acelerar el proceso de los brackets?

Sofía Pacheco

Tener brackets no es plato de buen gusta para nadie, además es una técnica que se puede usar tanto en la preadolescencia y adolescencia, como en la edad adulta. Sinceramente no hay edad límite para usar brackets, salvo la lógica claro. Los brackets no solo nos mejoran a nivel estético, sino que mejoran otros aspectos importantes como la mordida e incluso la capacidad del habla y la vocalización. Un tratamiento de brackets, puede ir desde los 3 meses hasta varios años. Vamos a ver cómo podemos acelerar ese proceso.

Usar brackets es algo normal desde hace décadas. Muchos chavales adolescentes lo usan para lucir una sonrisa perfecta en la edad adulta, aunque es un tratamiento que no tiene edad. Muchos adultos empiezan a preocuparse por su salud bucal y por su aspecto físico y deciden entrar al dentista para comenzar un tratamiento de ortodoncia. Lo cierto es que será el especialista quien indique qué tipo de tratamiento, qué tipo de ortodoncia y el tiempo estimado.

A lo largo de este texto, vamos a ver qué acciones hacen que nuestro tratamiento de brackets se retrase a un más, y que acciones ayudan a que sea más rápido y nos los quiten antes. Desde ya decimos que cada caso es un mundo. Hay tratamientos muy simples donde solo es mover 2 o 3 dientes, y hay tratamientos donde hay que poner en orden una boca entera. Debido a cada complejidad, así será la duración del tratamiento. Es importante acudir a un especialista en ortodoncia, con buena reputación y años de experiencia.

Acciones que retrasan la duración

Hay una serie de acciones que aquellas personas sin experiencia en brackets o con falta de conocimiento pueden realizar y no se dan cuenta de que están retrasando el proceso. Son accesiones que podemos considerar tontas y que no afectan, pero sí que afectan y pueden marcar la diferencia de varios meses.

Por ejemplo, comer cosas muy duras, o pegar tirones con los dientes. Creemos que por tener brackets tenemos libertad, y no es así. Un fuet es algo duro, frutos secos, bocadillos, filetes, chucherías, etc. Son alimentos que no deberíamos consumir, al menos no muy a menudo y no con los dientes de delante sino llevar el alimento directamente a los dientes de atrás.

Todo lo que sea morderse las uñas, morder bolígrafos, abrir paquetes con la boca, etc. hará que nuestro tratamiento de ortodoncia se retrase varias semanas e incluso meses. Por lo que hay que tener mucho cuidado con lo que hacemos o hacen nuestros hijos.

Otra de las acciones que a veces hacemos sin pensar en las consecuencias es el hecho de manipular los brackets, sobre todo intentar arrancarlos o tocar los alambres que unen bracket a bracket. Todo ese tiempo que se pierde cuando un cuadradito se cae o un alambre se rompe, es tiempo que no se recupera, sino que se suma al tratamiento.

Las bebidas con gas no son buenos aliados para la ortodoncia, ya que pueden dañar nuestros dientes, e incluso los brackets si estos son de baja calidad. Todo esto supondrá pequeños retrasas en el tratamiento.

Si vemos que tras 3 o 4 días la molestia continúa y no podemos masticas, hay que acudir al odontólogo, ya que podría haber algún bracket mal puesto o haber algún bloqueo interno entre dientes. Los primeros días y después de cada apretón, se recomienda comer cosas muy fáciles de masticar, casi líquidas, para evitar ese dolor extremos que se siente a veces.

Un niño con brackets

Acciones aceleran el tratamiento

Ahora nos vamos a la orilla que nos interesa, y es que hay una serie de acciones que ayudan a que el tratamiento de ortodoncia sea más rápido. Son cosas muy sencillas que, por supuesto, solo lo da la experiencia y preguntar las dudas a los especialistas.

Mantener la boca limpia es clave. Parece una tontería, pero es súper importante. Cuando se tiene ortodoncia se recomienda un cepillado tras cada comida, además de usar el cepillo especial entre brackets y un enjuague bucal antibacteriano sin alcohol (solo una vez al día). Esta limpieza a fondo varias veces al día, ayuda en el proceso evitando enfermedades en las encías, endureciendo los dientes, evitando caries y otros problemas bucales.

Usar un cepillo de dientes electrónico al menos una vez al día durante 10 o 15 minutos, puede ayudar a realizar una correcta higiene bucal. Además, hay cabezales especiales para ortodoncia, que nos ayudarán a llegar a todos los rincones de cada diente.

Otra cosa clave es asistir a las citas donde se realizan retoques en la ortodoncia. Es una acción muy simple si ayuda al tratamiento. Cuanto más retrasemos cada cita, más tarde nos quitarán la ortodoncia.

Tener cuidado con lo que comemos, se pueden comer cosas duras, pero hay que hacerlo con precaución, llevándolo siempre al fondo de la boca, evitar tirones y sobreesfuerzos con la dentadura. Si algún alimento se clava entre los brackets, no intentemos sacarlo con las uñas, ni forcemos el alambre. Si vemos que no sale con el cepillado, tocará hacer una visita exprés al dentista.

Consejos

Aquí van algunos consejos importantes a tener en cuenta durante el tratamiento de ortodoncia, ya seamos adolescentes o adultos, sea nuestro primer tratamiento de brackets o no. Son consejos básicos que nos dirán todos los dentistas y a los que tenemos que echar cuenta siempre.

  • Tener una muy buena higiene bucal.
  • No tocar los brackets ni los alambres.
  • No pegar tirones.
  • No comer nada pegajoso ni duro.
  • Acudir a las citas.
  • No manipular la ortodoncia.
  • No colocar gomas ni otros utensilios sin supervisión de un especialista.
  • No usar enjuagues agresivos.
  • No aguantar el dolor más de 3 días.
  • No dejar que nuestros hijos o mascotas interactúen con la ortodoncia.
  • No masticar duro y fuerte por aburrimiento.
  • Evitar el bruxismo.
  • No introducir objetos dentro de la boca como bolígrafos.
  • No morder telas o similares que podrían engancharse en los alambres.
  • No comer a mordiscos, sino llevar la comida al fondo de la boca o a las mueles.
  • Los primeros días consumir alimentos muy blanditos, fáciles de masticas o líquidos para no sufrir las consecuencias.
¡Sé el primero en comentar!