Puede ser normal despertarte y tener un poco de baba en la almohada después de dormir, pero ¿qué pasa si te sucede todo el tiempo? ¿A qué se debe una acumulación excesiva de saliva en la boca?

Tu cuerpo produce muchas cosas todos los días. De hecho, produce de uno a dos litros de saliva y mucosidad al día. La mayoría de las veces, simplemente la tragamos sin pensar en ella.

Tenemos dos glándulas salivales principales en el lado de la cara junto a la mandíbula, dos debajo en el medio de la mandíbula y dos debajo de la lengua. Aunque tienes cientos o mil glándulas salivales menores salpicadas por toda la cavidad bucal, mejillas, labios y hasta la garganta.

Pero si notas que estás salivando de más, es posible que estés produciendo un exceso de saliva o que tengas problemas para tragar las cantidades completamente normales que produce tu cuerpo. Cualquiera puede ser una señal para que hables con tu médico.

¿Por qué tienes exceso de saliva?

Tienes reflujo ácido

A esto se le llama «agua impetuosa» o un repentino torrente de saliva. Ocurre durante el reflujo cuando la saliva y el ácido se regurgitan en la boca.

Si notas que esto sucede, junto con otros síntomas comunes de reflujo, que incluyen un sabor amargo en la boca, eructos frecuentes, ardor de estómago y mal aliento, pide una cita con un médico.

Si sientes que tienes algo atrapado en la garganta, pide una cita lo antes posible, ya que ciertos cánceres, como el cáncer de esófago, pueden causar dificultad para tragar.

Sufres alergias

Es posible que te lloren los ojos y que la nariz le gotee como mecanismo de defensa contra cualquier irritante, como el polvo, la contaminación y las alergias. Los irritantes en la boca también pueden causar una sobreproducción de saliva.

Los síntomas de la alergia pueden hacer la vida imposible. Aunque hay una gran cantidad de medicamentos de venta libre disponibles, en lugar de intentar autodiagnosticarte y tratarte, consulta a tu médico para que pueda desarrollar un plan de tratamiento de alergias más perfeccionado que detendrá las alergias antes de que comiencen y lo mantendrá sintiéndote bien durante toda la temporada.

mujer con mascarilla y exceso de saliva

Tienes náuseas

Las náuseas pueden hacer que tu boca se llene de saliva. Estas se controlan en el SNP; por lo que a veces, tu cerebro cree que ha sido envenenado y está tratando de deshacerse de él diciéndole al estómago que se vacíe.

Es posible que sientas náuseas porque estás enfermo, embarazada o tienes mareos. Habla con tu médico o farmacéutico sobre los medicamentos para tratar las náuseas.

Hay alguna enfermedad

Si vives con un trastorno neuromuscular, como la enfermedad de Parkinson, la dificultad para tragar puede resultar en una acumulación de saliva que conduce a babear.

Considera tener una cita con un patólogo del habla y el lenguaje que pueda enseñarle estrategias para eliminar la saliva, como chupar un caramelo duro.

Sufres déficit de vitamina B3

La niacina, o B3, es una vitamina que participa en 400 reacciones enzimáticas en el cuerpo. La deficiencia, llamada pelagra, puede hacer que tu lengua se ponga de color rojo brillante, y acompañarlo con síntomas gastrointestinales como vómitos o diarrea, así como salivación excesiva.

Tener déficit es raro, pero es posible tener niveles subóptimos de la vitamina. Tomar un suplemento restaurará niveles saludables, pero asegúrate de hablar con tu médico antes de buscar uno.

Es una sustancia química ambiental

Hay temporadas en las que puedes notar un aumento de saliva, y no sabes por qué. Es posible que el aerosol para mosquitos o insecticidas puedan actuar sobre el SNP.