¿Cómo evitar la inflamación de los párpados?

La mayoría de nosotros no prestamos importancia a nuestros ojos hasta que algo preocupante sucede en ellos. Los párpados son los pliegues de piel que cubren los ojos y los protegen de los agentes externos y las lesiones.

Tus párpados también tienen pestañas con folículos pilosos cortos y curvos en el borde. Estos folículos contienen glándulas sebáceas que a veces pueden obstruirse o irritarse. Y esto puede desencadenar ciertos trastornos conocidos como inflamación de los párpados o blefaritis.

¿Por qué se inflaman los párpados?

No siempre se puede conocer la causa exacta de la inflamación del párpado, pero diferentes factores pueden aumentar el riesgo de blefaritis. Por ejemplo, podemos tener un mayor riesgo si está presente caspa en el cuero cabelludo o en las cejas. También es posible tener una reacción alérgica al maquillaje u otros productos cosméticos que se aplica alrededor de los ojos, lo que desencadena la inflamación del párpado.

Pero estas no son las únicas causas posibles. Otros factores de riesgo para la inflamación del párpado incluyen pueden ser los ácaros o piojos de las pestañas, alguna infección bacteriana, efectos secundarios de los medicamentos o que una glándula sebácea funciona mal.

Síntomas de la blefaritis

Para identificar este problema en los ojos, es importante conocer los tipos más comunes de inflamación en los párpados. La inflamación del ojo anterior se produce en la parte exterior del ojo, donde se encuentran las pestañas. La caspa en las cejas y las reacciones alérgicas en los ojos pueden causar inflamación del párpado anterior.

En cambio, la inflamación del párpado posterior ocurre en el borde interno de los párpados más cercano al ojo. Una glándula sebácea que funciona mal detrás de los folículos de las pestañas es la que normalmente causa esta inflamación.

La inflamación de los párpados se suele notar porque puede irritar los ojos y posiblemente afectar la visión. Los síntomas de la inflamación incluyen:

  • Picor
  • Hinchazón
  • Párpados rojos o inflamados
  • Sensación de ardor en los ojos
  • Párpados grasos
  • Sensación de que algo está dentro o sobre sus ojos
  • Ojos rojos o llorosos
  • Costra en las pestañas o en las esquinas de los ojos
  • Sensibilidad a la luz

Estos síntomas también pueden indicar una infección ocular grave. Debes tratar estos síntomas como una emergencia y acudir a la consulta de un médico de inmediato.

niño con párpados con blefaritis

¿Cómo saber si tienes el párpado inflamado?

Además, del cambio físico que puede aparecer en los ojos, un médico de cabecera, un internista o un oculista pueden diagnosticar si hay algún problema subyacente en esa aparición. En algunos casos, con solo una evaluación física del ojo es suficiente para diagnosticar la afección.

Un médico también puede los sus párpados de cerca con una herramienta de aumento especializada. Este examen ocular revisa los ojos en busca de inflamación, además de la presencia de bacterias, hongos o virus, que pueden indicar una infección. Si hay síntomas de una infección, tu médico cogerá un hisopo del ojo y tomará una muestra de cualquier líquido que salgan de los ojos. Luego, examinará esa muestra con un microscopio.

Tratamientos para la inflamación de los párpados

A modo de remedio casero y natural, lavarse los ojos y aplicar una compresa tibia puede reducir la inflamación. Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la inflamación y si su origen es a causa de una infección, un médico puede recomendar otros tratamientos. Así que evita automedicarte con los siguientes tratamientos que exponemos a continuación

Tratamiento con esteroides

Si no tienes una infección, un médico puede recetar esteroides, gotas para los ojos o ungüentos para reducir la inflamación. Será el especialista el que también pueda realizar la prescripción de gotas lubricantes para los ojos y así detener la irritación causada por los ojos secos.

Antibióticos

Un programa de antibióticos puede tratar eficazmente las infecciones de los párpados. Un médico puede recetar antibióticos en forma de píldora, ungüento o gotas líquidas. Suelen recetar gotas cuando una infección se propaga más allá del párpado.

Sin embargo, no deberías usar antibióticos sin conocer el origen de la inflamación. En caso de no ser generada por bacterias, el uso de estos medicamentos podría afectar negativamente. Es posible que la causa sea un mal menor, como un poco de polvo o una pestaña que ha crecido hacia el interior del párpado. Acude a un profesional para que valore tu caso.

Exfoliantes de párpados

Frotar suavemente los párpados elimina la acumulación de biopelícula y el exceso de bacterias de los márgenes. Un oftalmólogo normalmente recomendará aplicar de forma diaria compresas tibias y exfoliantes de párpados para limpiar los párpados y reducir la cantidad de bacterias y ácaros en esta zona de los ojos.

Los agentes de limpieza pueden ser limpiadores de párpados recetados, toallitas para párpados de venta libre o champú para bebés diluido. Acude a un especialista para que te asesore correctamente.

ojo sin blefaritis en el párpado

Posibles complicaciones

La pérdida de pestañas es una posible complicación de la inflamación del párpado. Esto se debe a la formación de cicatrices en los folículos pilosos, que pueden hacer que las pestañas crezcan incorrectamente. Así que en el caso de tener cicatrices extensas también se puede prevenir el crecimiento de las pestañas.

Las complicaciones más habituales a corto plazo de la inflamación de los párpados incluyen ojos secos y conjuntivitis. Aunque a largo plazo se suelen incluir cicatrices en el párpado, un orzuelo (un bulto infectado que aparece en la base de las pestañas) o conjuntivitis crónica.

Las glándulas sebáceas también pueden infectarse y bloquearse. Esto puede causar una infección debajo de los párpados. Además, una infección ocular no tratada puede causar daño ocular permanente y pérdida de la visión. Las cicatrices debajo de los párpados pueden rayar la delicada superficie del ojo. También puede causar úlceras en la córnea, que es la capa exterior transparente y protectora de su ojo.

¿Se puede prevenir la blefaritis?

La inflamación del párpado puede ser incómoda, dolorosa y antiestética. Por desgracia, este problema no siempre se puede prevenir, pero hay algunos consejos que pueden reducir el riesgo de inflamación.

Asegúrate de lavar la cara con regularidad. Esto incluye quitarse el maquillaje de ojos y rostro antes de ir a dormir. Es importante que también evites tocarte toque los ojos con las manos sucias y no te frotes los párpados que tienen la inflamación. Frotarse los ojos puede propagar una infección existente.

Además, debes revisar los párpados si notas dolor, enrojecimiento o hinchazón. Controlar la caspa también ayuda a reducir la inflamación. Si tienes caspa grave, acude a un médico por si tuviera que recetar algún champú especial.

Por otro lado, la blefaritis suele ser una afección crónica, lo que significa que puede reaparecer con frecuencia. La mejor manera de prevenirla o evitar que reaparezca es limpiarse los párpados a diario para detener la acumulación de bacterias, biopelículas y ácaros en los párpados.

Algunos productos de limpieza de párpados se venden de manera libre y pueden usar las mismas técnicas de higiene de párpados descritas anteriormente. Un médico también podría recomendar suplementos nutricionales como los ácidos grasos Omega-3 para ayudar a mantener saludables las glándulas y los ojos húmedos y cómodos.

En el caso de usar gafas o lentillas, es necesario dejar de usarlas hasta que la blefaritis haya sido tratada con éxito. El uso de lentillas con inflamación de los párpados puede provocar que las bacterias y otros desechos se adhieran a los lentes y provoquen conjuntivitis u otras enfermedades oculares potencialmente graves.

¡Sé el primero en comentar!