¿Cómo evitar tener sabañones en las manos por el frío?

Con la llegada del frío, muchas personas sufren cambios en su piel, favoreciendo la aparición de heridas y sabañones. Más allá de tener un tipo de piel seca o de ser propenso a irregularidades en la dermis, este problema va más allá. Descubre por qué todos los inviernos aparecen estas marcas en tus manos, y cómo puedes tratarlas

¿Qué son los sabañones?

Son pequeñas lesiones causadas por la inflamación de los pequeños vasos sanguíneos después de la exposición al aire frío. Lo cierto es que suelen ser son dolorosos y tienden a afectar a la piel de las manos y los pies. Otros nombres para esta afección pueden ser pernio, perniosis y trastorno vascular inducido por frío.

Síntomas del sabañón

Los sabañones son parches de piel (normalmente en zonas donde se estira y encoge, como los nudillos) que aparecen hinchados y de color rojo u ocasionalmente azul. Por culpa de la inflamación, pueden verse brillantes. Otros síntomas pueden ser:

  • Sensación de quemazón
  • Ampollas
  • Picazón

Por lo general, esta lesión en la piel mejora por sí sola. Acude al médico para revisar complicaciones si el dolor es muy intenso, si sospechas que puedes tener una infección o si los síntomas no mejoran después de 1 o 2 semanas.

Causas de tener sabañones en las manos

El clima frío puede hacer que los vasos sanguíneos pequeños cerca de la superficie de la piel se tensen más de lo debido. Una vez que te calientas, estos pequeños vasos pueden expandirse demasiado rápido. Por lo que puede hacer que la sangre se filtre a los tejidos cercanos, que resultará en hinchazón.
Esa inflamación es la que irrita los nervios en la zona afectada y causa dolor.

Los médicos no están seguros de por qué sucede esto, pero puede estar relacionado con una reacción inusual a la exposición al frío y al recalentamiento.

¿Existen factores de riesgo?

Aunque no está clara la causa exacta de los sabañones, hay algunas cosas que podrían aumentar tu riesgo de desarrollarlos.

Algunos factores de riesgo para los sabañones incluyen:

  • La ropa demasiado ajustada o dejar la piel expuesta a condiciones frías y húmedas
  • Vivir en un clima húmedo
  • Fumar
  • Ser mujer
  • Pesar un 20 por ciento menos o más que el peso saludable para tu altura
  • Tener mala circulación
  • Lupus
  • Tener el fenómeno de Raynaud, que puede causar sus propios tipos de llagas

niña poniendose guantes para evitar los sabañones

Diagnóstico de los sabañones

Tu médico puede diagnosticar los sabañones en un examen físico básico. También puede hacer algunas preguntas sobre cualquier exposición reciente a un clima inusualmente frío o húmedo.
Rara vez te harán una biopsia del área afectada. Esto implica extraer una pequeña muestra de tejido y observarla con un microscopio en busca de signos de alguna afección subyacente, como el cáncer de piel.

Si has tenido sabañones antes, probablemente los reconocerás por ti mismo. Sin embargo, si nunca los antes los has tenido, es mejor consultar con tu médico para asegurarte de que no sea otra cosa, como urticaria por frío o vasculitis.

Si se trata de una nueva experiencia para ti, es posible que tu médico prefiera descartar cualquier afección potencialmente relacionada, como el lupus o un problema de circulación, que requiera tratamiento.

¿Existe tratamiento?

Los sabañones suelen desaparecer por sí solos en una a tres semanas. En muchos casos, los síntomas van disminuyendo a medida que entras en calor. Si tienes picazón continua, tu médico podría recetarle una crema con corticosteroides para reducir la inflamación. Si tienes mala circulación o diabetes, es posible que tus sabañones no se curen bien.

En algunos casos, el médico también puede recetar medicamentos para la presión arterial para ayudar a abrir los pequeños vasos cerca de la superficie de la piel. Esto también ayudará a reducir la inflamación y el dolor.

Es posible que puedas prevenir los sabañones protegiendo tus manos y pies de la exposición al frío.

Siempre deberías acudir al médico si tus síntomas duran más de tres semanas, si el dolor es intenso o si no parece mejorar.

Remedios caseros para los sabañones

Aunque es mejor dejar que los sabañones sigan su curso, hay algunas cosas que puedes hacer en casa para aliviar tus síntomas. Tan pronto como notes los primeros síntomas, intenta calentar lentamente el área afectada colocándola debajo de una manta. Evita aplicar calor directo porque calentar el área demasiado rápido puede empeorar los síntomas.

Además, evita masajear o frotar la zona. A pesar de que esto puede parecer una buena manera de calentar lentamente la zona, puede aumentar la irritación y la inflamación. Conforme se curan los sabañones, aplica una loción suave y sin perfume en el área para mantener la piel hidratada. Esto es especialmente importante si tus sabañones tienen ampollas. Mantener la piel limpia e hidratada reducirá el riesgo de desarrollar una infección.