¿Por qué tienes la piel de gallina sin pasar frío?

¿Por qué tienes la piel de gallina sin pasar frío?

Carol Álvarez

La queratosis pilaris, a veces llamada «piel de pollo», es una afección común de la piel que hace que aparezcan parches de bultos que se sienten ásperos en la piel. Estas pequeñas protuberancias o granos son en realidad células muertas de la piel que obstruyen los folículos pilosos.

La queratosis pilaris se encuentra casi siempre en la parte superior de los brazos, los muslos, las mejillas o las nalgas. No es contagioso, y estos bultos no suelen causar molestias ni picor.

Se sabe que esta condición empeora en los meses de invierno cuando la piel tiende a secarse y también puede empeorar durante el embarazo. Por desgracia, no existe una cura para esta afección genética e inofensiva de la piel, pero existen algunas formas de tratarla o evitar que empeore. La queratosis pilar generalmente desaparece de forma natural cuando se llega a los 30 años.

Síntomas

El síntoma más notable de la queratosis pilaris es su apariencia. Las protuberancias visibles que aparecen en la piel se asemejan a la piel de gallina o la piel de un pollo desplumado. Por esta razón, se le conoce comúnmente como «piel de pollo».

Los bultos pueden aparecer en cualquier parte de la piel donde existan folículos pilosos y, por lo tanto, nunca aparecerán en las plantas de los pies o las palmas de las manos. La queratosis pilaris se encuentra comúnmente en la parte superior de los brazos y los muslos. En exceso, puede extenderse a los antebrazos y la parte inferior de las piernas.

Otros síntomas asociados pueden ser:

  • Ligero enrojecimiento o enrojecimiento alrededor de las protuberancias
  • Picazón en la piel irritable
  • Piel seca
  • Protuberancias que se sienten como papel de lija
  • Protuberancias que pueden aparecer en diferentes colores según el tono de la piel (color carne, blanco, rojo, rosa, marrón o negro)

Aunque la queratosis pilaris no tiene consecuencias a largo plazo, el rascado agresivo puede dejar cicatrices.

Causas

Esta condición benigna de la piel es el resultado de una acumulación de queratina, una proteína del cabello, en los poros.

Si tenemos queratosis pilaris, la queratina del vello corporal se obstruye en los poros, bloqueando la apertura de los folículos pilosos en crecimiento. Como resultado, se forma una pequeña protuberancia sobre donde debería estar el cabello. Si tuviéramos que tocar la protuberancia, podemos notar que emerge un pequeño vello corporal.

Se desconoce la causa exacta de la acumulación de queratina, pero los médicos creen que puede estar asociada con afecciones de la piel como la dermatitis atópica y enfermedades genéticas.

Personas susceptibles

La piel de pollo es común en mujeres, niños o adolescentes, y aquellos de ascendencia celta, así como aquellos con piel seca, eczema, ictiosis, alergia u obesidad.

Cualquiera puede ser susceptible a esta afección de la piel, pero es más común en niños y adolescentes. La queratosis pilaris suele comenzar en la infancia tardía o durante la adolescencia. Por lo general, desaparece a mediados de los 20, y la mayoría de los casos desaparecen por completo a la edad de 30 años.

Los cambios hormonales pueden causar brotes durante el embarazo y la pubertad. La queratosis pilaris es más común en personas con piel clara.

queratosis piloris causas

Tratamientos

No existe una cura conocida para la queratosis pilaris. Por lo general, desaparece por sí sola con la edad. Hay algunos tratamientos que podemos probar para aliviar su aspecto, pero la queratosis suele ser resistente al tratamiento. La mejora puede llevar meses, si la condición mejora en absoluto.

El dermatólogo puede recomendar un tratamiento humectante para calmar la piel seca y con picazón y mejorar la apariencia de la piel de la erupción de queratosis. Muchas cremas tópicas de venta libre y recetadas pueden eliminar las células muertas de la piel o evitar que los folículos pilosos se bloqueen.

Dos ingredientes comunes dentro de los tratamientos hidratantes son la urea y el ácido láctico. Juntos, estos ingredientes ayudan a aflojar y eliminar las células muertas de la piel y suavizar la piel seca. Otros métodos de tratamiento que un dermatólogo puede sugerir incluyen microdermoabrasion, exfoliaciones químicas y cremas de retinol.

Sin embargo, hay que tener cuidado con los ingredientes de estas cremas y hablaremos con un médico antes de usarlas. Algunas cremas tópicas recetadas incluyen ácidos que pueden causar efectos secundarios negativos, como enrojecimiento, escozor, irritación y sequedad.

También hay algunas opciones de tratamiento experimental disponibles, como la terapia fotoneumática y tratamiento vascular con láser.

La queratosis pilaris no se puede prevenir. Pero seguir una rutina suave para el cuidado de la piel puede ayudar a prevenir los brotes y minimizar su apariencia. Por ejemplo, usar una crema o ungüento sin aceite para hidratar la piel puede ayudar a prevenir los poros obstruidos que contribuyen a la queratosis pilaris.

Remedios caseros para la queratosis pilaris

Si no nos gusta el aspecto de la queratosis pilaris, hay algunas técnicas que podemos probar para tratarla en casa. Aunque la afección no se puede curar, los tratamientos de cuidado personal pueden ayudar a minimizar los bultos, la picazón y la irritación.

  • Baños de agua tibia: tomar baños cortos y tibios puede ayudar a destapar y aflojar los poros. Sin embargo, es importante limitar el tiempo en el baño, ya que los tiempos de lavado más prolongados pueden eliminar los aceites naturales del cuerpo.
  • Exfoliar: La exfoliación diaria puede ayudar a mejorar la apariencia de la piel. Los dermatólogos recomiendan eliminar suavemente la piel muerta con una esponja vegetal o piedra pómez.
  • Aplicar una loción hidratante: las lociones con ácido alfa hidroxi, como los ácidos lácticos, pueden hidratar la piel seca y estimular la renovación celular. Algunos dermatólogos recomiendan productos como Eucerin Reparación Avanzada. La glicerina, que se encuentra en la mayoría de las tiendas de productos de belleza, también puede suavizar los bultos, mientras que el agua de rosas puede aliviar la inflamación de la piel.
  • Usar corticoides: Un corticosteroide tópico aplicado a las zonas ásperas dos veces al día durante una o dos semanas puede aliviar la picazón y el enrojecimiento. Estos están disponibles tanto sin receta como con receta.
  • Evitar la ropa ajustada: Usar ropa ajustada puede causar fricción que puede irritar la piel.
  • Usar humidificadores: los humidificadores agregan humedad al aire en una habitación, lo que puede mantener la humedad en la piel y evitar brotes de picazón.
¡Sé el primero en comentar!