Una batata al día es mejor de lo que se creía

La batata también se conoce como patata dulce o boniato y en algunos países como camote. Sea como fuere, todos hacen mención a un fruto muy parecido a la patata tradicional de color amarillento que es la más común en los supermercados. La batata es sabrosa, dulce y también es rica en nutrientes importantes.

El boniato o batata es muy versátil ya que puede comerse de varias formas distintas como la patata tradicional, salvo cruda. Esto la convierte en un aliado en la cocina, sobre todo cuando queremos innovar y hacer la misma receta de siempre, pero dándole un giro a algunos ingredientes. Es más, si todavía no hemos probado las patas dulces, no sé a qué estamos esperando.

Lo más curiosos de todo es que son dulces, pero NO contiene azúcar, y eso lo veremos en el siguiente apartado. Además, también daremos ideas originales y clásicas para darle una oportunidad al boniato o batata, después conoceremos los beneficios y, por último, las contraindicaciones de este alimento.

Valores nutricionales de la batata

La batata está muy completa en lo que a nutrientes importantes se refiere, por eso queríamos que hoy fuera la protagonista del día. Vamos a conocer sus valores nutricionales por cada 100 gramos de producto.

Por un lado, tenemos 118 kilocalorías, 1,50 gramos de proteínas, nada de grasas, ni azúcares, 27 gramos de carbohidratos, 4,1 gramos de fibra y casi el 70% de la batata es agua.

Por otro, también tenemos que mencionar las vitaminas y minerales que nos aporta comer batata a diario o semanalmente. Tenemos vitamina A, C, K y B9. Con respecto a los minerales tenemos calcio en cantidad, una fuente muy rica de potasio, magnesio, fósforo y sodio.

Un plato de batata frita

Cómo añadirla a la dieta y cantidad diaria

La batata es muy simple de añadir a la dieta, tan simple que podemos usarla de la misma forma que usamos la patata normal. Es lo bueno de este alimento. Volvemos a recomendar las patatas dulces también conocidas en inglés como sweet potato, que no son otra cosa que patatas fritas, pero de boniato y están muy buenas con todo tipo de carnes y pescado, además, son saludables como tentempié al igual que las papas normales. Solo que las papas suelen llevar mucha sal en los bares y restaurantes, y las batatas son muy calóricas de por sí.

Aparte de fritas, se pueden hacer cremas y purés, como masa de pisa, salteadas con verduras, asadas, batata rellena, ensaladilla, revuelta con setas y huevos, como guarnición, etc.

Con respecto a la cantidad diaria recomendada, para una persona no se recomienda más de una taza de boniato al día. Teniendo en cuenta la ingesta calórica de ese día y la actividad física que se realice. Es decir, cuanto menos deporte hagamos, más deberemos reducir la ingesta de calorías.

Los principales beneficios del boniato

Todos los alimentos que son ricos nutricionalmente hablando, aportan ciertas propiedades y beneficios al organismo. El boniato o la batata es uno de ellos y por eso le hemos dedicado un post entero para que conozcamos a fondo sus principales beneficios.

Controla el azúcar en sangre

La batata tiene un buen contenido en fibra y esto las coinvierte en un alimento apto para diabéticos, además, no tiene azúcares y como se trata de un almidón de lenta absorción no provoca picos ni aumentos de la glucosa en sangre.

Mientras un médico no diga lo contrario y el boniato no nos siente mal, podemos comerlo con total normalidad de todas las formas que se nos ocurran y disfrutar de su sabor y sus muchas propiedades que benefician al organismo, como el contenido en vitamina A y C que actúan como antioxidante y eso es buenísimo para todas las células del cuerpo.

Regula la presión arterial y elimina el colesterol

El boniato es rico en potasio y eso ayuda al organismo a eliminar el exceso de sodio y de líquidos y toxinas que se acumulan en el cuerpo. Digamos como que tiene una propiedad diurética y eso es muy beneficioso.

La batata también tiene otra propiedad importante y es que puede regular el ritmo cardíaco y las contracciones musculares. Tiene un poder muy importante y es que ayuda a mantener sano el corazón reduciendo los niveles de colesterol y las posibles enfermedades que atacan al corazón.

Un boniato troceado con especias

Fortalece la microbiota intestinal

La salud intestinal es bastante más importante de lo que muchos pueden llegar a creer. Las batatas aportan el 15% de la fibra que un adulto medio necesita en un día, lo cual ayuda a mantener el ritmo de las deposiciones diarias y esto a su vez reduce las posibilidades de sufrir cáncer de colon y estreñimiento severo.

Por si todo esto fuera poco, consumir boniatos ayuda a eliminar bacterias malas de nuestros intestinos, y esto se traduce en menos probabilidades de desarrollar intestino irritable.

Podría prevenir el cáncer

Aquí queremos hacer un apunte. Padecer cáncer es padecer una grave enfermedad y muchas veces la aparición de los tumores es debido a unos malos hábitos de vida, por lo que siempre se recomienda tener una vida activa, una dieta rica en vegetales, frutas, legumbres, semillas, frutos secos y lejos del tabaco, el alcohol, el sedentarismo, los ultraprocesados, las grasas trans, los aceites refinados, etc.

Aun así, varios estudios científicos han demostrado que comer batata a diario podría retrasar la aparición de células cancerosas, sobre todo cuando se trata de cáncer de colon, vejiga, mama, pulmón o estómago.

Contraindicaciones por comer mucha batata

Tenemos una muy buena noticia y es que la bata o boniato es uno de los alimentos que menos reacciones alérgicas e intolerancias provoca. De hecho, todo el mundo puede comer, salvo aquellas personas que sean sensibles y les afecte negativamente.

El boniato carece de toxicidad y se puede consumir con seguridad casi a cualquier edad, siempre y cuando un médico diga lo contrario. Aun así, si comemos muchos boniatos, tendremos un aumento de la diuresis, nuestra piel se tornará temporalmente amarillenta y si la batata está en mal estado puede darnos intoxicación por bacterias y eso desemboca en náuseas, diareras e incluso problemas de hígado por la toxina ipomearone.