Existe una nueva tendencia que hace cubrir algunas de tus comidas favoritas (como palomitas o huevos) con levadura nutricional. Los que la usan defienden que es como un suplemento de queso vegano y sin gluten que le aporta un toque de sabor a los bocadillos y platos. Hasta ahora era totalmente desconocida, por lo que nos hace preguntarnos qué es y qué beneficios puede aportar en personas deportistas. ¿Realmente vale la pena?

¿Qué es la levadura nutricional?

La levadura nutricional es, evidentemente, un tipo de levadura. Pero, a diferencia de la que usas en los productos para que los alimentos horneados suban, la levadura nutricional es inactiva; no tiene microorganismos para hacer que los alimentos crezcan en volumen.

La levadura nutricional, se puede moler en escamas o puede tener textura en polvo. Es un alimento muy popular en dietas veganas porque está cargada de vitamina B12. Ya sabes que en las dietas veganas encontramos un déficit de esta vitamina, porque no está presente en alimentos vegetales. No obstante, en un cuarto de taza de esta levadura obtenemos el 290% de la cantidad diaria que necesitas de vitamina B12.
No tengas miedo, la vitamina B12 es una vitamina soluble en agua, por lo que tu cuerpo solo absorbe una pequeña cantidad por vía oral. Así que no existe, todavía, un límite establecido como para que este alimento dejase de ser seguro. Lógicamente, nada en exceso es beneficioso.

¿Qué beneficios aporta su consumo?

Comentábamos que la vitamina B12 es bastante importante, ¿pero sabes por qué? Esta vitamina, junto a la vitamina B6 y el folato, puede ayudar a reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Aunque ciertamente, no existe evidencia alguna de que los suplementos puedan prevenir enfermedades del corazón. Un déficit de vitamina B12 también se ha llegado a relacionar con la demencia y un empeoramiento del rendimiento deportivo.
Sabes que tienes falta de esta vitamina porque notas fatiga o debilidad muscular. Así que si lo sospechas, deberías realizarte un análisis de sangre para confirmarlo.

Además, la levadura nutricional también es una buena fuente de proteínas, ya que en solo un cuarto de taza encontramos 8 gramos de proteínas y 60 calorías.

Algunos estudios también han encontrado que la fibra en la levadura nutricional puede reducir la inflamación que suele generarse al realiza algunos ejercicio de resistencia. Además, la fibra de la levadura (beta glucano) es el mismo tipo de fibra que se encuentra en la avena, por lo que hace que cualquier desayuno sera más beneficioso para tu corazón.

No existe ninguna razón importante como para no añadir levadura nutricional en algunos alimentos. Por ejemplo, puedes espolvorear un poco sobre palomitas de maíz, mezclarla con su harina de avena o huevos revueltos, o incluso agregarla a salsas para pastas. Lógicamente, su precio es un poco elevado, por lo que si no te gusta o no la necesitas por tu tipo de alimentación, no es necesario que la compres.