El freekeh es un alimento poco conocido en España, pero que posee numerosos beneficios para la salud. A continuación descubrirás por qué debes empezar a consumirlo y qué propiedades nutricionales hacen que sea tan interesante. Podrás encontrarlo en tiendas especializadas en dietética y nutrición o herbolarios; aunque no tardará mucho en verse sobre alguna estantería de supermercados, como ya sucedió con la quinoa.

¿Qué es el Freekeh?

Posiblemente sea la primera vez que lees o escribes este nombre, por lo que su pronunciación también te será complicada. El freekeh parece ser un nuevo descubrimiento en la alimentación saludable, postulándose ya como uno de los súper alimentos indispensables en nuestra cocina.

El freekeh es un cereal que tiene su origen en Oriente Medio, hace miles de años. De hecho, hay bibliografía que habla de su consumo en las primeras civilizaciones de Egipto. Realmente es una variedad de trigo, diferente al habitual porque se cosecha antes de que llegue a su máxima maduración. Por eso tiene un color verdoso. Cuando se recolecta, se deja secar al sol durante horas y se tuesta a una temperatura suave para que pueda ser consumido por las personas.

Propiedades nutricionales

Este cereal cuenta con varias propiedades nutricionales destacables, que lo convierten a una buena opción en personas que quieren cuidar su dieta. Al ser un alimento que se cosecha de manera prematura, se logra retener un mayor número de propiedades. Es muy rico en proteína, fibra y minerales (selenio, potasio, magnesio, hierro y zinc).
Aunque también es cierto que no se conoce todo sobre este alimento.  Aún quedan muchas investigaciones por realizar alrededor del freekeh para saber qué otros beneficios aporta frente al resto de cereales comunes, como el trigo.

En España todavía no aparece el freekeh como un alimento de nuestra dieta, pero en Jordania se afirma que posee un 77% de hidratos, un 12,7% de proteínas, un 16,5% de fibra y pequeños aportes de vitamina A, B1, B2, C y E.

Beneficios que aporta a la salud

Como es lógico, sus propiedades nutricionales aportan numerosos beneficios a la salud. Algunos de ellos son:

  • Efecto saciante. Al tener un alto contenido en fibra, además de una gran cantidad de almidón, el freekeh se caracteriza por mantenernos saciados durante más tiempo. Sin duda, es un cereal idóneo para dietas en las que se busca la pérdida de peso.
  • Aporta proteínas completas. Al igual que la quinoa, el freekeh posee proteínas completas. Es decir, cuenta con todos los aminoácidos esenciales que el organismo no es capaz de crear por sí mismo.
  • Mejora el tránsito intestinal. Además de aportar fibra, este cereal también mejora la digestión y facilita la buena funcionalidad del tránsito intestinal.
  • Es un probiótico natural. Gracias a su manera de cosechado, el freekeh es una buena fuente de probióticos naturales. Así que también nos beneficiaremos del buen funcionamiento del sistema digestivo. También aumenta las defensas del sistema inmunológico.
  • Tiene un bajo índice glucémico. Sin duda, es un cereal idóneo para personas que tienen que tiendes a sufrir picos de insulina. El freekeh consigue que la entrada de glucosa sea muy lenta y la generación de insulina sea moderada. Los diabéticos deberían introducir este tipo de alimento en su dieta habitual.