En la Unión Europea existen cuatro tipos de huevos que se etiquetan con un código que comienza con las cifras 0, 1, 2 o 3, seguido de la identificación del país (España es la abreviatura «ES»). Desde hace unos años, existe una corriente que apuesta por los huevos de producción ecológica o de gallina campera (las que se alimentan al aire libre), que lógicamente no son iguales, ni en precio ni en calidad, que los de las aves criadas en un gallinero cerrado o encerradas en una jaula.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela ha creado el primer método capaz de diferenciar los cuatro tipos de huevos a la vez. Existen muchos fraudes y, a veces, es difícil confirmar que el tipo de huevo que compramos realmente se corresponde con lo que pone en la etiqueta.

¿Cómo funciona este método?

La técnica se basa en extraer los lípidos de la yema y analizarlos mediante espectroscopía UV-VIS-NIR, es decir, determinando sus características de absorción en longitudes de onda ultravioletas (UV), visibles (VIS) y en el infrarrojo cercano (NIR).

«Hasta ahora los métodos propuestos solo permitían una diferenciación parcial: por ejemplo discriminar entre huevos ecológicos y convencionales, o entre los de tipo 1, 2 y 3, pero no todos al mismo tiempo«, comenta Manuel Vázquez, uno de los autores. «Nuestro método es el primero que permite una diferenciación completa y con un 100 % de exactitud«.

Los científicos trabajaron con la hipótesis de que la alimentación y el movimiento de las gallinas afecta a la composición de la yema. Con la extracción de los lípidos y la determinación del espectro UV-VIS-NIR, obtuvieron los modelos quimiométricos que permitieron diferenciar claramente los cuatro tipos de huevos.

No obstante, este método no se creó con el objetivo de detectar posibles engaños al consumidor: «realmente no era nuestro objetivo inspeccionar. Eso, en todo caso, le tocará a la administración. Nosotros hemos puesto a punto esta nueva herramienta, y ahora otros deberán decidir si la quieren usar o no para detectar posibles fraudes«.

Estos son los cuatro tipos de huevos

Cuando vayas al supermercado, lo primero que debes hacer es revisar el etiquetado de los huevos. Además de por el tamaño (encontrarás hasta supergrandes), la Unión Europea determinó que se etiquetasen según el sistema de producción.

  • 0: Huevo de producción ecológica. Estos huevos provienen de gallinas que viven en gallineros con salida permanente a parques al aire libre. Pueden picotear la vegetación, escarbar en el suelo y darse baños de arena. Además, cuentan con perchas donde subir a descansar, nidos para que pongan los huevos y zonas para que escarben y picoteen.
  • 1: Huevo de gallinas camperas. Este tipo de gallinas se aloja en gallineros con salida permanente a parques al aire libre, en los que pueden picotear vegetación, escarbar en el suelo y darse baños de arena. Aquí también tienen perchas donde subirse a descansar, nidos para que pongan los huevos y material para que escarben y picoteen. En este caso, es posible que las gallinas tengan algún tipo de antibiótico o químico, que es lo que las diferencia de las ecológicas.
  • 2: Huevo de gallinas criadas en suelo. Estas gallinas se mueven en libertad dentro de un gallinero cubierto, por lo que pueden interactuar entre sí y con el medio. Cuentan con perchas donde subir a descansar, nidos para que pongan los huevos y material para que escarben y picoteen.
  • 3: Huevo de gallinas criadas en jaula. Sin duda, estas son las gallinas peores tratadas. Se alojan en grupos muy reducidos, tienen perchas para subir a descansar y nidos para que pongan los huevos.