Buenos, bueno, ¡bueno! Te estarás preguntando qué clase de pregunta es la del titular, ¿verdad? Hasta ahora nunca habías dudado de que el cacahuete no fuera un fruto seco, al igual que también pondrías la mano en el fuego por que el tomate es una verdura. Mejor que no apuestes nada o acabarás arruinándote.
Hoy te contamos un poco de culturilla sobre alimentos que consumes cada día y que jamás te has preocupado por saber su procedencia.

El cacahuete en realidad es…

Estás harto de comértelo en los mix de frutos secos, incluso haces mantequilla de cacahuete para echarla sobre las tortitas; así que no tendrías por qué dudar sobre su verdadera genética. Los cacahuetes son en realidad unas legumbres. Has leído bien, pertenecen a la familia de las legumisosas, concretamente a la de los guisantes.

Sí, los guisantes y los cacahuetes son primos hermanos, ¿cómo te quedas?
Aunque seguramente estés en shock x 2. ¿Te acabas de enterar de que los guisantes también son un tipo de legumbre? Así es, no es una verdura como nos han hecho creer, al igual que ocurre con las habas.

Ahora te empiezan a cuadrar varias cosas, como el qué pintan los garbanzos en el paquete de frutos secos. Pues lo mismo que los cacahuetes. Se incluyen dentro de la mezclilla snacks por su manera de consumo, como pasa con las avellanas, almendras o anacardos.
Además, se suelen vincular con los frutos secos porque suele provocar alergias e intolerancias como el resto de esta familia. En cambio, en el caso de las legumbres no es tan habitual este tipo de reacciones.

¿De dónde viene realmente el cacahuete?

La leche viene de la vaca, la fruta de los árboles, ¿pero y el cacahuete? Sencillamente, su origen tiene lugar bajo la tierra, como el resto de leguminosas. Te dejamos un breve vídeo para que veas la planta de la que nacen y cómo son los campos de cultivo.

¿No te parece curioso?