La gelatina era uno de los postres preferidos por la mayoría de niños, pero su consumo se ha ido abriendo paso en el mundo del fitness hasta convertirse en un snack bastante saludable. No es necesario ser menor de edad, estar enfermo o querer adelgazar, su consumo te ayudará en tu dieta saludable y aportará en tu rendimiento deportivo.

¿Qué es la gelatina?

Pese a que la podemos encontrar de forma rápida en cualquier supermercado o en forma de polvo, la gelatina es una sustancia que se obtiene a partir del colágeno del tejido conectivo de animales. Sabemos que puede resultarte asqueroso conocer su procedencia, pero es necesario que no creas que se trata de algo químico.

Los restos de ganado porcino o vacuno son puestos en remojo de ácido diluido o en una solución de cal. Luego pasa por unos procesos hasta que la gelatina se transforma en polvo. Por lo que, mayormente, está compuesta por una proteína que proviene del colágeno. Es cierto que luego se le añaden agua, sales minerales y, en algunos casos, edulcorantes, colorantes y saborizantes.

 

 

Beneficios que aporta su consumo

Es una gran fuente de colágeno

El colágeno es una proteína que compone el tejido conectivo del cuerpo. Es la encargada de formar estructuras flexibles y fuertes en nuestro organismo, aportando estabilidad y resistencia a los huesos, tendones y ligamentos.
Es común ver cómo hay deportistas que toman suplementos de colágeno para fortalecerse y evitar la aparición de lesiones; con la gelatina estaremos ayudando a este proceso sin la necesidad de tomas cápsulas.

Fortalece las articulaciones

Existen numerosos estudios que aseguran la efectividad de la gelatina en tratamientos para patologías en las articulaciones, como la osteoartritis.

Se realizó en estudio con 80 personas que padecían osteoartritis y unos recibieron un suplemento de gelatina durante 70 días, mientras que otros tomaron placebo. Los que consumieron gelatina notaron una reducción importante en el dolor y la rigidez de sus articulaciones.

 

En los deportistas es recomendable para recuperar correctamente el dolor después de entrenar.

Reduce la ansiedad por comer

Existe un mito que asegura que la gelatina no engorda. Lo primero es conocer qué gelatina estamos comiendo; si consumimos las que nos venden en los supermercados con altas dosis de azúcar, grasas y carbohidratos, no será beneficiosa. En cambio, si nos informamos de su valor nutricional y evitamos este tipo de nutrientes y sustancias, estaremos tomando un snack bajo en calorías con un alto poder saciante.

Los expertos aseguran que la gelatina reduce el hambre en un 44% más que la caseína.