Hablemos de algo que nos incumbe a todos, sobre todo en verano: la hinchazón. Un día te sientes bien y ligero, pero al día siguiente estás hinchado como un globo, repleto de gases y con una sensación bastante incómoda. Amigo, no estás solo. La hinchazón abdominal es una afección que aparece cuando el abdomen retiene líquido, atrapa los gases o te sientes inflamado. Lo normal es que se presente con dolor o molestia. De verdad, es uno de los problemas más comunes (y odiados).

Además, podemos tener «la suerte» de padecer estreñimiento, acumulación de comida y síndrome del intestino irritable. Tanto ingerir aire cuando bebes o comer demasiado rápido contribuye a la hinchazón abdominal.

Existen ciertos alimentos que contienen ciertos sustancias, como lactosa, polialcoholes o fibra añadida, que son más difíciles de digerir para algunas personas y puede provocar hinchazón. Cuando estas sustancias pasan al colon, las bacterias se alimentan de ellas produciendo burbujas de gas y hacen que tu estómago se hinche. Así que es normal que sientas hinchazón abdominal cuando te comes una pizza en una cadena de comida rápida.

Por suerte, incluso cuando sientes que tu intestino va a explotar, hay alimentos que ayudan a desinflar tu estómago.

Kéfir

A veces, el gas y la hinchazón pueden aparecer cuando las bacterias en tu tracto digestivo se vuelven inestables. En este caso, el consumo de probióticos en ciertos alimentos fermentados, como el kéfir, pueden ayudar a restablecer el equilibrio de la flora intestinal para mantener la digestión eficiente.

Seguramente sepas que el yogur es una buena fuente de probióticos, pero no lo sea tanto como el kéfir. Esta bebida (o versión yogur) es cada vez más popular, y contiene hasta tres veces más bacterias beneficiosas que el yogur típico. Si te cuesta trabajo digerir la lactosa, el kéfir será tu nuevo aliado para reducir este trastorno en la barriga.

Asegúrate de seleccionar las variedades «simples» para reducir la ingesta de azúcares agregados.

¿Kéfir de agua o de leche?

Aguacate

Muchos deportistas necesitan un aporte de sodio para poder realizar entrenamientos en verano y no tener una bajada de electrolitos. Sin embargo, hay personas a las que comer alimentos salados puede provocar una retención de agua que favorece a la hinchazón. Así que es mejor introducir el sodio mediante alimentos saludables, como el aguacate o el plátano. El sodio es un mineral que succiona el agua de tus células y el potasio lo bombea para que pueda ayudarte a desinflar tu abdomen.

Aprovecha que el aguacate puedes tomarlo en cualquier comida (desayunos, meriendas, comidas y cenas) para introducirlo en tu dieta habitual. Eso sí, ten cuidado de no abusar para no aumentar demasiado las calorías de tu dieta.

Jengibre

El jengibre es uno de los remedios caseros más antiguos para todo, desde dolores musculares, dolores de menstruación, e incluso dolor de garganta. Y, como no, también puede hacer maravillas cuando te sientes más hinchado que el flotador de la playa. Los compuestos de jengibre pueden estimular los jugos intestinales, que ayudan en la digestión para ayudar a reducir cualquier hinchazón provocada por la indigestión.

Te recomendamos que, después de una comida copiosa, sumerjas unas rebanadas de jengibre fresco en agua caliente y te la bebas como el té. El jengibre fresco también se puede agregar a los batidos y aderezos para ensaladas, aunque es cierto que tiene cierto picor y puede no gustarte el sabor demasiado.

Naranjas

La mayoría de las personas deberían agregar más fibra a su alimentación, pero después de comer los hidratos de carbono que son difíciles de digerir, el gas y la hinchazón pueden ser un efecto secundario, sobre todo cuando no estás acostumbrado a comer mucho. El gas se produce como un resultado de la digestión de la fibra, pero el consumo de agua puede ayudar al estimular el movimiento de la fibra a través del sistema digestivo. Por supuesto, el agua potable es una excelente manera de obtener el líquido que necesitas para ayudar a digerir mejor las comidas pesadas, pero también lo son los alimentos con alto contenido en agua.

Espárragos

Es cierto, este alimento es lo «peor» para el olor de tu orina, pero actúan como un diurético natural y favorecen a que elimines el exceso de agua. Esto favorece a que se reduzcan las pesadas molestias provocadas por la hinchazón. Además, los espárragos también contienen fibra prebiótica, que a diferencia de los probióticos, son bacterias vivas que se encuentran en los alimentos y que ayudan a alimentar a las bacterias buenas para que el sistema digestivo funcione sin problema.

hoja de menta

Menta

La menta actúa similar al jengibre. Si te sientes demasiado pesado después de una comida, toma una taza de té de menta. Los aceites esenciales de la menta, incluido el mentol, pueden ayudar a relajar los músculos del intestino grueso, y alivian los espasmos que causan molestias e inflamación en el estómago.

Frijoles

Pensarás si estamos locos recomendándote que comas frijoles cuando tienes hinchazón abdominal. Es común que muchas personas sientan su estómago como un balón de baloncesto después de comer legumbres o verduras crudas. La cuestión está en «entrenar» a tu cuerpo. Introduce con más asiduidad este tipo de alimentos para que tu estómago se acostumbre a digerirlos mejor.

Semillas de hinojo

Este es un remedio muy común en la India. Después de comer alimentos picantes, lo habitual es tomar unas semillas con sabor a anís, tanto para camuflar el aliento de tigre, como para reducir la hinchazón y los cólicos. Los expertos creen que las semillas de hinojo contienen compuestos que reducen los espasmos gastrointestinales.

Diente de león

Este hierba es mucho más que una planta con apariencia atractiva para soplar y hacer fotos de postureo. Tiene un sabor ligeramente amargo, y se considera como un diurético natural que anima a tu cuerpo a orinar el exceso de líquido. Al eliminar el agua y el sodio del cuerpo, los diuréticos como el diente de león también pueden ayudar a disminuir la presión arterial en algunas personas.