Los riñones son un órgano fundamental para el correcto mantenimiento del organismo. Su principal función es prevenir enfermedades mediante la eliminación de desechos a través de la orina. Estas sustancias se generan principalmente por la ingesta de alimentos y bebidas, por lo que la alimentación juega un papel básico en la salud de nuestros riñones.

La tensión arterial y el azúcar en sangre son dos factores que se relacionan con enfermedades renales. Así que tendrás que prestar especial atención a los consejos que te damos y a los alimentos que debes tomar para mejorar la salud de tus riñones.

Consejos básicos para cuidar tus riñones

  • No abuses del consumo de proteínas. La descomposición de las proteínas genera toxinas y desechos en la sangre, que el riñón debe limpiar. Uno de ellos es la urea, la cual tarda más en eliminarse y puede afectar negativamente al funcionamiento. Las proteínas son un nutriente básico que debes comer diariamente, pero ten especial cuidado si tomas suplementación y llevas una dieta alta en proteína.
  • Limita la ingesta de sal. Pasarnos con la sal hace que los riñones tengan mayor dificultad para eliminar el exceso de sodio y eso provoca sed, retención de líquidos y subida de la tensión. Es mejor que le des sabor a tus platos con las especias.
  • Mantén un buen nivel de colesterol. Para gozar de una buena salud en los riñones, es necesario mantener a raya los niveles de colesterol. Controla tu alimentación, evita los productos ultraprocesados y apuesta por grasas saludables (frutos secos, aguacate, aceite de oliva…).
  • Hidrátate correctamente. El agua debe ser tu bebida favorita para siempre, no solamente para cuando tengas sed. Evita el consumo de refrescos y bebidas alcohólicas, además de reducir la ingesta de los zumos.

Alimentos que fortalecen la salud del riñón

Siguiendo las pautas establecidas, una dieta equilibrada y variada (como la mediterránea) contiene todos los alimentos indicados para gozar de una buena salud en general. A diario debes consumir frutas y verduras frescas.

Por ejemplo, los arándanos tiene efectos beneficiosos en la vejiga, por lo que favorece a la desintoxicación renal. Además de fortalecer los riñones, reduce el riesgo de infecciones y evita el desarrollo de bacterias. Con las fresas sucede algo similar. Contienen un gran numero de antioxidantes, que previenen el daño oxidativo de las células y previene la inflamación de los riñones.
La piña es también uno de los alimentos más recomendables gracias a su poder diurético. Además, posee un alto porcentaje de vitamina C y potasio. Decíamos antes lo importante que es la hidratación mediante el agua, la sandía cumple totalmente este objetivo. Está compuesta por un 93% de agua, tiene un buen contenido en antioxidantes y aporta interesantes micronutrientes (magnesio y potasio).

Los cereales integrales son una perfecta fuente de fibra que favorece la eliminación de toxinas y desechos. Al mejorarse la retención de líquidos, los riñones mejorarán su función de desintoxicación. La remolacha, el apio y la cebolla también son alimentos que mejoran la salud renal, gracias a sus propiedades diuréticas, antioxidantes y aporte de micronutrientes.