La alcachofa es un alimento de lo más saludable. Es fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes muy beneficiosos para la salud. Se trata de un alimento muy bien considerado por sus grandes aportaciones nutricionales. Seguro que ya habías escuchado que incluir la alcachofa en la dieta es muy positivo. ¡Te contamos por qué!

Beneficios de la alcachofa

  • Por su contenido en fibra, es un alimento muy recomendado en caso de problemas digestivos como el estreñimiento y, al mismo tiempo, la diarrea.
  • Alivia molestias como la acidez de estómago y dolores abdominales.
  • Mejora los estados de tensión alta y regula los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Son saciantes, por lo que te ayudarán a mantenerte firme a la hora de picotear o abusar en las cantidades.
  • Aportan minerales como magnesio, potasio, sodio y hierro.
  • Contiene vitamina A y vitaminas del grupo B.
  • Ayuda a disolver la retención de líquidos por sus propiedades diuréticas y favorece la eliminación de toxinas.
  • Es ideal para el cuidado natural del hígado, ya que actúa como hepatoprotector natural.
  • Favorece la correcta digestión de las grasas y es ideal en casos de gases o indigestión.

Como puedes observar, es lógico que esté considerado uno de los vegetales más adecuados en cualquier dieta. Puedes incluirla de muchas maneras para nutrirte de todas sus aportaciones sin aburrirte.

Dieta de la alcachofa, ¿sí o no?

La dieta de la alcachofa es una de las más conocidas en dietas de adelgazamiento. No obstante, más allá de dietas, se trata de un alimento del cual no deberías prescindir. Ésta, así como la dieta de la piña o el limón, consiste en incluir con más frecuencia este alimento a lo largo de tres días aproximadamente. Lo que se pretende, es reducir la hinchazón de nuestro cuerpo, eliminar toxinas y favorecer los estados de retención de líquidos.

Lo que ocurre con este tipo de “dietas” es que al finalizar hay que tener mucho cuidado de no deshacer lo conseguido al volver a la alimentación normal. Básicamente se trata de incluir la alcachofa en las comidas principales del día y restringir bastante el resto de tomas.

En nuestra opinión, aunque a determinadas personas les viene bien dedicar unos días a depurar su organismo, estas dietas milagro son contraproducentes. Es probable que, a lo largo de los días, estemos dejando de lado ciertos valores nutricionales que nuestro organismo necesita; y esto podría llegar a suponer un problema en nuestra salud.

Por ello, lo ideal es siempre llevar a cabo una alimentación saludable y variada. Y no de una forma puntual, para llegar a ciertos objetivos, sino constante. A largo plazo, esto hará que nos sintamos bien con nuestro cuerpo. Conviene siempre complementar la alimentación con el ejercicio físico diario. Llevando un estilo de vida saludable y unos buenos hábitos, no necesitamos dietas milagro.

Si te interesa cómo conseguir ser constante en tu dieta, haz clic aquí.