Lo que no encuentres en Mercadona es porque no existe. En el empeño de ofrecer productos pensados para un estilo de vida saludable, la cadena de supermercados ha sacado a la venta un aceite de aguacate. ¿Es la primera vez que oyes este tipo de aceite? ¿Es mejor que el aceite de oliva virgen extra? 

Por unos 5€ puedes obtener 250 ml de un producto cuyo único ingrediente es el aceite de aguacate. Estamos de acuerdo en que su precio es más elevado en comparación con otros aceites (oliva, coco, girasol), pero en referencia a aceites de aguacate el precio no es muy desorbitado. Te contamos cuáles son los nutrientes que nos aporta esta grasa saludable y cómo puedes incluirlo en tu dieta.

Beneficios de su consumo

El aceite de aguacate no es que acabe de aparecer en el mundo de la alimentación, tan solo comienza a ser más visible para incluirlo en un consumo habitual. En América es un ingrediente básico en la cocina, ya que el aceite de oliva es mucho más difícil de adquirir.

Aunque Internet y los gurús de nutrición le adjudiquen el adjetivo de “súperalimento“, este aceite puede ser comparable a los beneficios que aporta el de oliva.
Ni es detox, ni quemagrasas, ni antioxidante, ni tiene ninguna propiedad milagrosa. Así que olvídate de tomártelo a chupitos para incrementar sus beneficios. Introducido en nuestra alimentación, el aceite de aguacate posee unas magníficas propiedades nutritivas y cardiovasculares, pero sin llegar a ser sustituto del de oliva.

Es cierto que el aceite de aguacate tiene un gran aporte energético. No te obsesiones con las calorías, por cada 100 gr tenemos unas 800 calorías, pero al ser una grasa saludable (monoinsaturada) nuestro organismo la usa principalmente como fuente de energía y combustible para mantenernos activos.Digamos que tiene una capacidad termogenética que al transformarlo en energía consumimos más calorías de las que nos aporta.
Lógicamente, esto no implica que debamos abusar de su ingesta o estaremos añadiendo calorías extras sin ser conscientes.

Como también ocurre con el aceite de oliva, el de aguacate tiene un rico contenido en Omega 9, proteínas, minerales (potasio,magnesio, calcio, cobre, vitaminas A,B,E,D) y, según algunos estudios, tiene mejor contenido en fitoesteroles (sustancias para reducir los niveles de colesterol) que su contrincante.

¿Cómo podemos incluirlo en nuestra alimentación?

Al tener un alto contenido en grasas insaturadas, lo ideal es consumir en crudo. Si lo usásemos para freír o realizar un salteado, sus propiedades tienen a degradarse.

Tiene un gusto y olor diferente a lo que estás acostumbrado, mucho más frutal y con un aroma a nuez, por lo que te resultará llamativo incluirlo en ensaladas, guacamole, hummus, arroces, patés, tostadas o platos con verduras.

Mercadona

Ensalada de Mercadona

¿Es una buena opción?

Si estás dudando sobre probar este aceite o seguir consumiendo el de oliva, no tengas miedo. Ambos son totalmente compatibles, incluso con el de coco. Es decir, dependiendo de las recetas puedes usar uno u otro, sin excluir ninguno de tu alimentación.

Es recomendable no consumir más de 2 cucharadas por ración. Y, aunque sea una opción saludable, seguramente prefieras tomarlo en momentos señalados debido a su precio.