Cangrejo: el marisco que necesitas para aumentar proteína

El cangrejo ofrece todo el atractivo de los mariscos sin el regusto a pescado que algunas personas prefieren evitar. Los historiadores creen que este animal fue uno de los primeros alimentos que disfrutaron las poblaciones costeras, por lo que es innegable que tenga beneficios para la salud.

Hoy en día, el cangrejo se considera una fuente abundante de carne que se pesca fácilmente en algunas áreas y un manjar en otras. China es el mayor exportador de cangrejo del mundo, mientras que España importa y consume más.

¿Qué tipos de cangrejo existen?

Hay muchas variedades de cangrejos que se encuentran en todo el mundo, a pesar de que en España solemos consumir los de nuestra costa. Todas las variedades tienen un sabor único y beneficios para la salud, pero pueden llegar a ser aparentemente diferentes. Los tipos más comunes para comer son:

  • Cangrejo real. Estas variantes incluyen el cangrejo real de Alaska, el cangrejo real japonés y el cangrejo real ruso. Algunas de estas variedades pesan tan solo 10 kilos. Los cangrejos tienen una cáscara dura con carne blanca y roja, y se suelen recolectar de octubre a enero.
  • Cangrejo de las nieves. Estos cangrejos se encuentran en los océanos Atlántico Norte y Pacífico Sur. Estos cangrejos son más fáciles de manipular que los cangrejos reales. Tienen una capa protectora de color rojo claro y un abdomen amarillo o blanco.
  • Azul. Estos son muy distintos debido a su caparazón azul. Tienen un sabor dulce y salado para nuestro paladar. Son los cangrejos más sabrosos que existen.
  • Cangrejo de caparazón blando. Estos tipos son perfectos para aquellos a quienes no les gusta crear un desastre o les gusta comer carne dura. Estas variantes se utilizan principalmente como pescado frito y dan un sabor crujiente y delicioso. Son salados y tienen una textura masticable fácil.

¿Su carne es saludable?

Para poder comer y disfrutar de la deliciosa y nutritiva carne de cangrejo, el exoesqueleto debe romperse y separarse fácilmente. Es posible que te sorprenda la cantidad de carne que contiene y lo suculenta que es, sobre todo en algunas de las especies más grandes.

La carne de cangrejo se encuentra en una variedad de menús en todo el mundo y en muchos tipos diferentes de cocina. Sin embargo, es mucho más que una comida deliciosa. Su carne está llena de una serie de nutrientes, minerales y grasas esenciales que el cuerpo humano necesita para su funcionamiento normal. Es una excelente opción para añadir a la dieta debido a la vitamina B, selenio y ácidos grasos omega-3 que incluye. Hay incluso más beneficios para la salud que podemos obtener cuando consumimos cangrejo.

En una taza de cangrejo cocido obtenemos:

  • Calorías: 97
  • Proteínas: 21 gramos
  • Grasa: menos de 1 gramo
  • Hidratos de carbono: 0 gramos
  • Fibra: 0 gramos
  • Azúcar: 0 gramos
  • Vitamina B-12 (407,50%)
  • Cobre (111,67%)
  • Selenio (61,82%)
  • Sodio (60,73%)
  • Zinc (58,91%)
  • Triptófano (52,05%)

Como se puede observar, el cangrejo es una de las mejores fuentes dietéticas de proteínas disponibles. Contiene casi tanta proteína por cada 100 gramos como las carnes sin los mismos niveles de grasas saturadas, lo que está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. La proteína del cangrejo es de alta calidad y, debido a la falta de tejido conectivo, muy digerible para personas de todas las edades.

cangrejo en un plato para comer

Ventajas de comer cangrejo habitualmente

Este marisco está repleto de proteínas, que son importantes para desarrollar y mantener los músculos. El cangrejo también contiene altos niveles de ácidos grasos Omega-3, vitamina B12 y selenio. Estos nutrientes juegan un papel vital en la mejora de la salud general al tiempo que ayudan a prevenir una variedad de afecciones crónicas.

Mejora la salud del corazón

Los ácidos grasos Omega-3 del cangrejo brindan muchos beneficios relacionados con la salud del corazón. Estos importantes nutrientes pueden ayudar a reducir los triglicéridos, reducir la coagulación de la sangre y hacer que sea menos probable que desarrolle latidos cardíacos irregulares.

También disminuye la presión arterial, reduce la tensión en el corazón y previene las posibilidades de aterosclerosis. Incluso reduce las posibilidades de sufrir un derrame cerebral y un ataque cardíaco. Por otra parte, el cobre es esencial para las funciones de los órganos. Es vital para la absorción de hierro del intestino. El hierro es esencial para la producción de glóbulos rojos y esto mejora la circulación y promueve la sangre oxigenada a las partes del cuerpo. Es conocido por acelerar el proceso de curación y el recrecimiento celular durante enfermedades y lesiones.

Promueve la salud ósea

Todo el mundo sabe que el calcio es fundamental para la salud ósea. Después del calcio, la siguiente sustancia más importante para la salud de los huesos es el fósforo, un mineral que normalmente se encuentra en el cuerpo humano.

La carne de cangrejo contiene una gran cantidad de fósforo, que es crucial para la salud de los huesos y los dientes. Es por eso que este alimento es una excelente opción para la dieta de cualquier persona que tenga antecedentes familiares de osteoporosis y tenga un mayor riesgo de desarrollarla. Comer cangrejo por su alto contenido de fósforo es esencial, especialmente si desea mantener un estilo de vida activo a medida que envejece.

Comer cangrejo mejora la salud mental

Este marisco está cargado de varios nutrientes como vitamina B2, cobre, ácidos grasos Omega 3 y selenio. Es vital para la cognición y las actividades nerviosas. Fortalece la mielina y previene el sistema nervioso, incluso reduce la inflamación y la placa.

La ciencia sugiere que las personas que comen mariscos, como el cangrejo, al menos una vez por semana tienen un riesgo reducido de demencia y enfermedad de Alzheimer. Esta protección puede deberse a los altos niveles de ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en los productos del mar.

¿Existen riesgos en este marisco?

El cangrejo puede tener menos mercurio que muchos otros tipos de mariscos, pero aún puede ser una preocupación dependiendo de cómo se capture y prepare. La carne de cangrejo marrón también puede tener altos niveles de cadmio, que es tóxico si se ingiere demasiada cantidad. Incluso puede haber una cierta cantidad de colesterol y sodio en los cangrejos que pueden ser dañinos.

Los cangrejos crudos aumentan las posibilidades de intoxicación alimentaria en mujeres embarazadas, niños y algunos adultos. La toxina, el ácido domoico, es producida por ciertos tipos de algas planctónicas y se concentra en el tejido de los cangrejos y otros organismos marinos durante la floración del plancton. Las personas que consumen cantidades suficientes de la toxina desarrollan intoxicación amnésica por mariscos, llamada así porque mata las neuronas en una parte del cerebro que es fundamental para la memoria.

En las personas, el consumo de ácido domoico causa náuseas, diarrea y calambres abdominales poco después de comer mariscos contaminados. A las 48 horas, esto puede convertirse en dolor de cabeza, mareos, confusión, debilidad motora y, en casos graves, pérdida de memoria a corto plazo, coma y muerte.

¡Sé el primero en comentar!