Aprende a cocinar huevos duros con distintas técnicas

Conseguir huevos cocidos perfectos es un reto que no todos consiguen. Las claras son firmes pero no duras como piedras y las yemas están cocidas pero son cremosas. Cocer huevos requiere de técnicas exactas, sobre todo dependiendo del tipo de método que se utilice.

Normalmente los este alimento solemos cocerlo en una olla con agua hirviendo, aunque dependerá del tiempo para las yemas se cocinen de la manera que prefiramos. No obstante, también te enseñamos a cocinarlos en el horno y en una olla exprés.

Algo que debes tener en cuenta es que los más frescos están más deliciosos fritos o revueltos, y los huevos más viejos son más fáciles de pelar. La mejor opción para los huevos duros y cocidos sean más fáciles de pelar es elegir huevos que hayas tenido en el frigorífico durante una semana o dos.

¿Cómo hacer huevos cocidos en una olla?

La gran duda es si el agua debe estar hirviendo o fría al introducirlos. La mayoría recomiendan que se haga con agua fría, ya que esto evita que los huevos se cocinen demasiado. Nunca más tendrás que lidiar con huevos secos o recocidos con yemas verdosas.

Tan solo bastan tres pasos para perfeccionar los huevos cocidos:

  1. Coloca los huevos en una cacerola u olla y cúbrelos con agua fría. Primero los huevos y luego el agua. Esto se debe a que si pones los huevos después, podrían romperse al caer al fondo.
  2. Pon la olla a fuego alto y hierve el agua. Retira la olla del fuego y cúbrela. El tiempo exacto que se tarda en hervir un huevo es el que quieres que el agua hierva pero no se quede allí. Los huevos expuestos a altas temperaturas durante mucho tiempo pasan por una reacción química que hace que las yemas se vuelvan verdes. Así que el tiempo que deben hervir es prácticamente nada.
  3. Escurre los huevos inmediatamente y colócalos en un recipiente lleno de agua y cubitos de hielo. El agua helada enfría los huevos y previene el problema de la yema verde. Si quieres pelar los huevos, rómpelos un poco antes de ponerlos en el agua helada y déjalos reposar durante una hora.

¿Cuánto tiempo deben hervir los huevos?

Deja reposar los huevos en el agua caliente entre 4 y 12 minutos, dependiendo de cómo de firme quieras que estén las yemas.

Cuanto más tiempo permanezcan los huevos en agua caliente, más cocida estará la yema. Calcula menos tiempo para los huevos pasados por agua y más tiempo para los huevos duros. Además, debemos tener en cuenta su tamaño, ya que los más pequeños necesitarán menos tiempo y los huevos extra grandes o gigantes necesitarán más.

En el caso de huevos grandes ten en cuenta los siguientes tiempos:

  • 2-4 minutos: la yema será suave y líquida, al igual de la clara.
  • 6-8 minutos: la yema será suave y firme, y la clara será firme.
  • 10-15 minutos: la yema y la clara estarán completamente hechas.

huevos cocidos en una olla

Cómo cocinar huevos duros en el horno

Este método no es de los más utilizados en la cocina, pero también puede ser una opción. No requiere agua, lo que técnicamente hace que este método sea más cocido que hervido, pero están igual de deliciosos. Los cocidos al horno son simplemente huevos calentados en un aire seco y caliente. Es un movimiento inteligente cuando estás haciendo muchos huevos o el espacio en la olla es escaso.

Un buen consejo es usar un molde para magdalenas y así evitar que los huevos rueden por el horno. La técnica adecuada para conseguir un resultado perfecto es:

  • Precalentar el horno a 170º C con calor arriba y abajo.
  • Una vez caliente, se colocan los huevos en la rejilla media del horno y se dejan cocer durante 30 minutos.
  • Pasados los 30 minutos, retiramos los huevos del horno y los introducimos en agua muy fría.

Pasos para hacer huevos cocidos en la olla a presión

Esta es la mejor manera de hervir huevos frescos. Los frescos son muy difíciles de pelar, pero con este método es más fácil.

Si por casualidad crías tus propias gallinas o tienes acceso a huevos frescos, una olla a presión es la mejor manera de conseguir huevos duros. Realmente no ahorras tiempo, pero en realidad hace que sean fáciles de pelar.

Los pasos a seguir son:

  • Pon una canasta vaporera y 1 taza de agua en una olla a presión. Mete la canasta de vapor que viene en la olla a presión eléctrica, o simplemente una canasta de vapor plegable. Vierte 1 taza de agua.
  • Añade de 3 a 12 huevos a la vez.
  • Cierra la tapa. Es importante saber cómo funciona la tapa de tu olla a presión. Asegúrate de que esté bloqueada. La mayoría de las ollas a presión no se encienden sin la tapa cerrada correctamente.
  • Enciende la olla a presión y ajusta a una baja presión.
  • Cocina los huevos. Para huevos pasados ​​por agua, pon el temporizador de 3 a 4 minutos. Para huevos medio cocidos, pon el temporizador de 5 a 7 minutos. Para huevos duros, pon el temporizador de 8 a 9 minutos. El momento ideal para los huevos depende de cómo te gusten las yemas.
  • Cuando suene el temporizador, libera la presión manualmente. La olla a presión aumentará gradualmente la presión y luego comenzará a contar el tiempo que establezca. Después de que finalice el tiempo que pusiste, la máquina emitirá un pitido. Usa con cuidado una toalla para liberar la presión balanceando la liberación de presión en la tapa.
  • Pon inmediatamente los huevos en un baño de hielo. Cuando se haya liberado todo el vapor y el pestillo de seguridad de la olla a presión te permita quitar la tapa, abre la olla a presión y transfiere inmediatamente los huevos a un baño de agua helada. Déjalos enfriar durante 5 a 10 minutos.

huevos cocidos para comer

¿Cómo almacenar huevos duros?

Se recomienda guardar los huevos duros que sobren en el frigorífico en un recipiente cubierto. La tapa es importante para evitar que los olores se esparzan por el resto del frigorífico. Como máximo durarán en perfecto estado una semana, ya que la cáscara ayudará a evitar que se absorban los olores del refrigerador.

Si ya pelaste los huevos duros, puedes guardarlos en un recipiente hermético con una toalla de papel húmeda durante una semana. Acuérdate de cambiar el papel todos los días.

Si los guardas correctamente, puedes conservar los huevos duros durante una semana o siete días. Para obtener mejores resultados, déjalos cocidos con cáscara hasta que te decidas a comerlos.