Las mejores frutas para el estreñimiento

Las mejores frutas para el estreñimiento

Sofía Pacheco

A veces, por estrés, por cuestión de viajes, por mala alimentación, por pasar unos días fuera de casa, etc. nuestra regularidad a la hora de ir al baño se ve afectada y con ella llegan los procesos de estreñimiento ocasional. Para esos momentos puntuales es bueno tener a mano esta lista de frutas para el estreñimiento, y es que son algunas frutas que sirven como laxante natural.

Existen muchos tipos de frutas y no todas son iguales, por el mero hecho de ser frutas, sino que cada una de ellas tiene unos valores nutricionales diferentes. En este caso, vamos a centrarnos en aquellas frutas con más fibra. De esta forma conseguiremos aliviar el proceso de estreñimiento puntual.

Si vemos que el estreñimiento no se soluciona, o ya son varios días, e incluso semanas, lo más recomendable es acudir a un especialista y que nos den el mejor tratamiento. En el estreñimiento influyen muchas cosas, desde el tiempo de alimentación, si hacemos deporte o no, si bebemos más de 1,5 litros de agua al día, la cantidad de frutas y verduras que consumimos en un día, si tomamos muchos azúcares y grasas, etc.

Es bastante probable que, si sufrimos de estreñimiento, tengamos que hacer varios cambios drásticos en nuestro día a día, empezando por mejorar nuestra alimentación introduciendo más vegetales y más frutas, haciendo deporte y eliminando alimentos negativos como la bollería industrial.

Frutas con más fibra

Un adulto medio debe consumir entre 20 y 35 gramos de fibra al día, de esta forma conseguimos regular nuestro tránsito intestinal. No solo eso, sino que tomar fibra ayuda a limpiar el organismo evacuando los desechos. Además, tomar buenas cantidades de fibra al día también nos ayuda a regular el azúcar en sangre.

Coco crudo

Es poco común ver coco crudo en los supermercados y si lo encontramos suele ser algo caro en comparación con otras frutas como los plátanos, las mandarinas o las uvas. El coco tiene muchos pros y muchos contras, y vamos a destacar sus 5,4 gramos de fibra por cada 100 gramos de coco y su alto contenido en grasas, es por esto por lo que no debemos consumirlo muy frecuentemente. Aun así, es muy sabroso y delicioso, sobre toso el agua de coco que está lleno de minerales y vitaminas muy importantes para el organismo.

Nosotros recomendamos comprar un coco pequeño entero, pero tener mucho cuidado al abrirlo o podríamos hacernos mucho daño.

Un platano encima de un plato amarillo

Plátano (sobre todo la banana)

El plátano, y más concretamente la banana suele ser una fruta muy económica, además dado su color, sabor y forma, suele gustar mucho a los niños. De adulto, se convierte en un tentempié muy saludable para picar a media mañana y a media tarde.

100 gramos de plátanos tienen 3,1 gramos de fibra, lo cual son perfectos para esos procesos de estreñimiento que suelen aparecer cuando menos queremos, ya sea en plenas vacaciones o en época de exámenes. Además, los plátanos tienen poco más de 100 calorías, aunque son altos en carbohidratos y por eso no están permitidos en la dieta keto.

Arándanos azules, ciruelas y fresas

Los frutos rojos como los arándanos, las moras, frambuesas, fresas, ciruelas y tal suelen ser muy ricos en fibra y, sobre todo, en antioxidantes. Es por esto por lo que no podían faltar en este listado. Por un lado, los arándanos azules tienen 3,1 gramos de fibra, las ciruelas 1,9 gramos y las fresas 2 gramos de fibras.

Se recomienda comer unas 5 piezas de frutas al día, y han de ser variadas. Por eso, desde nuestra posición, animamos a comer arándanos y fresas, así como ciruelas, frambuesas, moras, y todas las frutas que queramos siempre y cuando no nos excedamos, ya que pasaremos del estreñimiento a las diarreas y ese cambio radical no es nada bueno para el organismo.

Aguacate

Los aguacates se están convirtiendo en la base de muchos desayunos. Un aguacate está compuesto de aceites esenciales, vitaminas, minerales y 3 gramos de fibra. Deberíamos introducirlo en nuestra dieta diaria. Si no queremos comprarlos al natural, podemos comprar algunas de las cremas y salsas de guacamole que venden que son 100% aguacate y hechas de forma casera.

Podemos mezclar el aguacate con otro tipo de frutas para el estreñimiento de forma que nutrimos al organismo y favorecemos la evacuación de forma natural y sin sobresfuerzos.

Melocotón

Los melocotones son frutas riquísimas, con un olor característico, muy jugosos y sabrosos. Su época suele ser de mayo a septiembre, aunque el resto del año podemos comerlos en almíbar o en su jugo. El único inconveniente es que en almíbar normalmente tiene mucho contenido en azúcares, así como en su jugo, por lo que hay que evitar estas opciones.

Si nos encontramos en época de melocotones, debemos saber que esta deliciosa fruta tiene 2,3 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto. Con comernos un melocotón mediano, ya hemos superado los 100o gramos, aunque claro, luego le quitamos el hueso y la piel, y pesa algo menos.

Frutas para el estreñimiento

Pera

Las peras son una fruta deliciosa y hay diferentes tipos. De media, unos 100 gramos de pera, suelen tener poco más de 2 gramos de fibra, concretamente 2,2 gramos. Es por esto por lo que es perfecta para combinarla con otras frutas y hacer una macedonia rica en fibra y acabar de una vez por todas con el estreñimiento ocasional.

Podemos poner naranja, pera, plátano y arándanos en un bol. Si tomamos la fruta en zumo, pierde muchas propiedades y entre ellas la fibra, por lo que siempre recomendamos comerla directamente y si se puede con piel, mejor.

Manzana (con piel)

La manzana es rica en fibra, aunque no al nivel de las frutas que aparecen en este recopilatorio. El truco de la manzana está en su piel, por eso decimos que es mejor comer manzana como piel y ahí sí que forma parte de las frutas para el estreñimiento ocasional.

La manzana normal contiene 2,1 gramo de fibra con piel, sin embargo, las manzanitas en miniatura tienen 1,5 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto. Podemos comer hasta 3 manzanas normales al día, aunque nosotros recomendamos hacer variaciones y tomar frutas diferentes a lo largo del día.

Naranja y mandarina

Las naranjas y las mandarinas son la fruta estrella del otro y del invierno. Su contenido en vitamina C, su olor, sabor y el resto de nutrientes importantes para nuestro organismo y nuestro sistema inmune, hace que en fechas de frío y lluvias se vendan muchas naranjas y mandarinas.

Además, desde hoy ya sabemos que las naranjas tienen 1,8 gramos de fibra por cada 100 gramos de naranjas y 1,7 gramos de fibra por cada 100 gramos de mandarinas frescas.

Piña y uva

Son dos frutas ricas en nutrientes, a la par de sabrosas y muy versátiles, ya que sirven para todo tipo de comidas. No olvidemos la pizza con piña, cosa que los italianos se niegan a considerarlo pizza, pero ya otro día abriremos ese melón.

Las uvas las hay de mil formas diferentes y las hay a granel o envasadas. Sea cual sea el tipo, suelen tener unos 0,9 gramos de fibra por cada 100 gramos. Por su parte, la piña tiene 1,2 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto.

En el caso de la piña, recomendamos comprarla lo más fresca posible, ya que en almíbar suele perder gran parte de sus nutrientes y su fibra, al igual que si compramos un zumo, por mi natural y 100% exprimido que sea.

¡Sé el primero en comentar!