Las infusiones tienen grandes beneficios para nuestra salud. Conocer las propiedades de cada una de ellas, nos dota de una mayor capacidad para elegir aquellas que nos convienen. Si eres de los que, a menudo, disfrutan de una buena taza de té, prepárate porque hoy te presentamos al té blanco y sus increíbles aportaciones.

Sea cual sea nuestra necesidad, seguro que encontramos alguna infusión que pueda ayudarnos a contrarrestar las molestias o a favorecer ciertas situaciones. Existen algunas que favorecen la pérdida de grasa, otras ideales para la retención de líquidos; están aquellas que contribuyen a la relajación o las que ayudan en el funcionamiento del aparato digestivo. Si todavía no has descubierto el maravilloso mundo de estos remedios 100% naturales, ¿a qué estás esperando?

El té blanco, el té de la belleza

Se trata de la variedad de té menos procesada. Debido a que las hojas de té blanco no sufren a penas oxidación, mantiene sus propiedades de una forma más intensa que el resto de tés. Su aroma y sabor son suaves y delicados, siendo una infusión con matices dulces que son una delicia para el paladar. Su contenido en cafeína es mucho menor que otros como el té verde o el negro.

Beneficios que aporta el té blanco

Poderoso antioxidante

El té blanco es el que mayor nivel de catequinas y polifenoles presenta. Por ello, tiene un importante poder antioxidante. Los antioxidantes presentes en éste, luchan contra los daños ocasionados por los radicales libres, protegiendo así a nuestro organismo del envejecimiento celular. De este modo, ayuda a prevenir gran diversidad de enfermedades. Además, se le ha asociado también la capacidad de reducir el riesgo de sufrir cáncer.

Ayuda a adelgazar

La mayoría de los tés son muy favorecedores en dietas para perder peso. Estos son diuréticos e hidratantes y favorecen las digestiones. Asimismo, ayudan a disminuir la retención de líquidos. Sin embargo, el té blanco, además de todo ello, tiene efecto saciante. De esta manera, tomado entre horas, evita que caigamos en picoteos y atracones.

Salud cardiovascular

Su alto contenido en flavonoides ayuda a reducir la hipertensión. Al reducir la presión arterial, favorece la salud cardiovascular, cuidando de nuestro corazón y reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Belleza y juventud

Al ser el té con una mayor concentración de antioxidantes, protege a nuestra piel de la aparición de signos asociados con el envejecimiento. De esta forma, puede ser un remedio muy efectivo para prevenir la aparición de arruguitas, manchas u otros aspectos relacionados.