Seguro que te ha pasado eso de ir al congelador y ver que hay alimentos con una capa de cristales de hielo o manchas decoloradas. Bien, antes de tirarlos a la basura, estaría interesante saber qué son y por qué aparecen, ¿no? Esos cristales se llaman quemaduras. ¿Debes tomar medidas de precaución? ¿Te pones en peligro al consumirlos?

¿En qué consiste la congelación?

Todos damos por hecho lo que es la congelación, ¿pero lo sabes definir?

Cuando los alimentos se almacenan de manera inadecuada o se mantienen congelados durante largos períodos de tiempo (meses o años), las moléculas de agua de los alimentos comienzan a evaporarse. Como estas moléculas están en el congelador, la evaporación se cristaliza y se forma esa fina capa de hielo sobre la comida. A veces, las moléculas de aire pueden escapar del envasado, causando que el congelador también queme el exterior de los alimentos.

Lógicamente, no todos los alimentos se queman por igual. El contenido nutricional de los alimentos puede hacerlos más susceptibles a sufrir quemaduras por congelación que otros. Por ejemplo, es más probable que un helado bajo en grasa se queme en el congelador porque contiene más aire y es menos denso. Además, tiene más moléculas de agua que no están unidas a la grasa, lo que las hace más propensas a congelarse. Así que ya sabes porqué tu tarrina de helado bajo en calorías nunca está llena.

En cambio, un helado tradicional de alta calidad y con un alto contenido en grasa tiene menos oportunidades de quemarse en el congelador, ya que se ha introducido menos aire en el helado. Asimismo, las moléculas de grasa y agua de un helado cremoso y denso se han emulsionado, lo que ayuda a mantener una textura espesa y cohesiva.

¿Es seguro comer alimentos quemados por el congelador?

En principio no existen peligros por comer comida quemada en el congelador. Esa quemadura tan solo afecta a la calidad de la comida; es decir, al color, el sabor y la textura. Por ejemplo, el sabor podría ser más insípido o podrían existir manchas pálidas sobre la carne o el pescado. En el caso del helado de chocolate, seguirá sabiendo a chocolate, pero no será una delicia a tu paladar.

Si no te importa comer alimentos quemados que puedan verse, saborearse o sentirse un poco desagradables, hay manera de cocinarlos para ayudar a enmascarar los efectos de la quemadura. Si se trata de un área pequeña quemada, tan solo tendrás que raspar los cristales o cortar la porción afectada. Puedes usarlos en guisos o sopas, o añadir alguna salsa que lo camufle.

¿Cómo evitar que se quemen los alimentos en el congelador?

Debido a que las quemaduras son causadas por el aire que se adentra en los alimentos, la mejor manera de evitarlo es envolviendo los alimentos con fuerza y ​​guardarlos en un embalaje hermético. Usa recipientes herméticos o bolsas con cierre hermético en el congelador, así evitamos la entrada de aire y humedad. Puedes también usar el envasado al vacío.

Cuando hablamos de helado, no debes preocuparte por esa fina capa de plástico que lo cubre, ya que ayuda a mantener el aire fuera. Aunque posiblemente sea mejor no comer tu merienda congelada directamente del recipiente, porque estás exponiendo todo el alimento al aire. En su lugar, saque una porción y vuelve a meter el recipiente en el congelador. Así también controlas no comerte la tarrina entera de una sentada.

No obstante, hasta los alimentos envueltos también pueden quemarse eventualmente. Asegúrate de envolverlos adecuadamente y usarlos en un tiempo adecuado para evitar que se quemen tan rápido. Antes de congelar alimentos calientes como sopas o guisos, déjalos enfriar al menos a temperatura ambiente.

En principio, los alimentos congelados no se deterioran, pero recomendamos consumirlos dentro de los seis meses siguientes para garantizar su mejor calidad. También es importante asegurarse de que el congelador esté configurado a 0 ° Fahrenheit, porque la quema puede comenzar a ocurrir cuando las temperaturas fluctúan por encima de ese número.