Maneras de descongelar el pan congelado

Maneras de descongelar el pan congelado

Carol Álvarez

¿Cómo se congela y descongela el pan de tal manera que no se empape ni se quede hecho una piedra? Seguir algunos consejos puede ayudar a que tu bollo descongelado tenga un sabor casi tan fresco como cuando fue hecho o comprado.

Las formas más habituales de descongelar incluyen ponerlo en la encimera de la cocina o en el frigorífico. Aunque también existen otros métodos que implican descongelarlo en el horno o en el horno tostador.

¿Qué panes resisten mejor?

Es mejor congelar un pan de alta calidad que un pan de baja calidad (como el pan blanco rebanado). Los panes de alta calidad se suelen hacer a través de una fermentación lenta, esto es lo que les da su deliciosa textura y sabor a pan. Para obtener una textura y un sabor similares, los de baja calidad se suelen preparar con una masa batida en una batidora de alta potencia. Estos panes toman menos tiempo para hacerse, pero ese batido también provoca una mayor oxidación. Debido a esto, estos panes de menor calidad tienen una vida útil más corta y no se recuperarán tan bien después de congelarlos y descongelarlos.

Algunos panes de alta calidad incluso se venden congelados. Por ejemplo, se dice que el pan Ezekiel, un pan de granos germinados, se suele vender en la sección de congelados porque generalmente no contiene conservantes, lo que significa que se echará a perder muy rápidamente sin el almacenamiento adecuado. Lo mismo ocurre con todos los demás panes naturales o sin conservantes que podamos encontrar en el congelador.

El pan congelado puede durar hasta 6 meses. Aunque es posible que la congelación no elimine todos los compuestos peligrosos, evitará que crezcan.

¿Cómo congelar y descongelar el pan correctamente?

La calidad del pan congelado es superior a la del que guardamos en el frigorífico. Con esto en mente, la congelación es la mejor manera de almacenarlo siempre que no tengas la intención de usarlo rápidamente. Cuando desees dividir una barra de pan o una bolsa de bollitos de hot dog en paquetes para usar en otro momento, simplemente siga estas instrucciones:

  • Primero, córtalo para que sea más fácil descongelar la cantidad que necesitarás más adelante.
  • Si está tibio, déjalo enfriar a temperatura ambiente y luego colócalo en una bolsa para congelar o envuélvelo en un film de plástico para congelador. Para prolongar el tiempo de almacenamiento, envuélvelo dos veces con un recipiente apto para congelador, papel de aluminio resistente o una bolsa para congelar. Para preservar la máxima frescura, elimina la mayor cantidad de aire posible.
  • Etiquétalo y apunta la fecha.
  • Para mejores resultados, consúmelo dentro de los tres meses siguientes.
  • Para descongelar, saca el pan congelado del congelador y deja que alcance la temperatura ambiente.

Cuando congelemos pan, se recomienda hacerlo en porciones en las que lo usaremos. Por lo tanto, si vivimos solos, congelaremos el pan rebanado en 2 a 4 rebanadas a la vez. También lo guardaremos en bolsas de congelación. El pan no ensucia las bolsas y es fácil limpiarlas y reutilizarlas, por lo que es excelente para el medio ambiente y fácil de almacenar.

pan congelado partido por la mitad

Métodos alternativos de descongelación

La mejor manera de descongelar la masa de pan congelado es refrigerarla durante seis u ocho horas antes de que la vayas a usar. Este también es un buen método alternativo para descongelar panes preparados.

Una tercera forma de descongelar es quitar las rebanadas del congelador, colocarlas en una bandeja para hornear en un horno a 160ºC y hornearlas durante cinco minutos. Dejaremos que las rebanadas permanezcan en el horno uno o dos minutos más para el tostado. Si prefieres descongelar una barra de pan entera en el horno, te llevará de 20 a 30 minutos.

Un medio adicional de descongelar es ponerlo en un horno tostador. Selecciona la opción de «congelado» o «descongelar». Este hará una descongelación mixta entre el horno y la tostadora. Muchas tostadoras eléctricas tienen esa función, encargada de absorber la humedad del pan para evitar que se cristalice.

El microondas no es ideal para descongelar o calentar pan congelado. Puede secar el pan y darle una textura poco apetitosa. Si eliges este método, humedece ligeramente un trozo de papel y colócalo sobre el pan antes de ponerlo en el microondas. Sin embargo, puede ser una buena opción si queremos secar la humedad del congelador antes de tostarlo. Así también evitamos que haya partes que se queden frías o duras.

rebanadas de pan congelado

¿Cómo descongelar rebanadas?

Pensamos que sacar las rebanadas de pan del congelador y dejarlas descongelar a temperatura ambiente es la mejor manera. Pero esta creencia es incorrecta. Al dejar el pan a temperatura ambiente, lo estamos sometiendo a un ambiente que en realidad lo pondría rancio. A medida que el pan congelado se calienta, las moléculas de almidón comienzan a formar regiones cristalinas que absorben el agua del pan. El proceso, llamado retrogradación, eventualmente producirá una textura seca y rancia.

La mejor manera de descongelar pan congelado es colocar las rebanadas en un plato (sin tapar) y calentarlas en el microondas a alta potencia durante 15 a 25 segundos. Esto hará que las moléculas de agua y almidón rompan las regiones cristalinas, produciendo un pan suave y listo para comer. Luego podemos tostarlas para tener un toque crujiente y una apariencia dorada.

Incluir granos enteros en la dieta

La mitad de los granos en tu dieta debe provenir de granos enteros. Los cereales integrales contienen fibra, un componente alimenticio beneficioso para la salud. Sin embargo, al comprar, no siempre es fácil saber qué productos horneados son ricos en cereales integrales. El color no es un buen indicador, porque los colorantes artificiales y la melaza pueden hacer que un pan se vea más saludable de lo que realmente es.

Del mismo modo, las etiquetas pueden ser engañosas. Los panes etiquetados como «molido en piedra«, «multicereal» o «trigo partido» no se pueden hacer con cereales enteros. Busca productos etiquetados como «100% de grano integral» o «100% de trigo integral».

Para los sándwiches, elige un pan integral en lugar de su versión blanca, y para wraps usa tortillas de trigo integral en lugar de tortillas de harina blanca. Cuando una receta requiera migas de pan, usa avena molida.

¡Sé el primero en comentar!